El agro, la danza y los japoneses

Columna de opinión publicada en El Observador Agropecuario

Una semana muy especial vivió el país en el agro y en la cultura. Por un lado, la respetuosa pulseada entre el presidente de la Federación Rural (FR), Jorge Riani, y el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, en el Congreso Centenario de la gremial ruralista, en Lascano, Rocha.

Además, ocurrió este miércoles el traspaso del frigorífico Breeders & Packers Uruguay (BPU) a los nuevos dueños, el grupo japonés Nipponham, más conocido como NH Foods. En una operación por US$ 135 millones, suma nunca antes pagada por una industria cárnica.

Por otro lado, se conoció la distinción que obtuvo la primera bailarina uruguaya, María Noel Riccetto, galardonada con el premio Benois de la Danse, el Oscar de la danza clásica.

En el primero de los acontecimientos, fuimos testigos de un congreso lleno de contenido, que permitió tener una fotografía del actual momento del campo uruguayo.

Más allá de las reivindicaciones propias de la gremial ruralista, la oratoria final de Riani dejó al descubierto las dificultades que enfrentan los productores agropecuarios en la actual coyuntura.

Es cierto: no hubo nada que no se supiera. Los altos costos de producción, que encabezan las tarifas públicas –en especial la energía eléctrica– y los precios de los combustibles, y la cotización del dólar volvieron a tallar en el discurso.

Respecto a la marcha del país –y del gobierno–, la FR aprovechó para remarcar su preocupación por el endeudamiento creciente del sector agropecuario y por el gasto público, que de alguna manera condiciona de forma negativa cualquier ayuda oficial a los sectores más comprometidos del campo. Por ejemplo, los tamberos.

Hubo un tema central en el congreso de la FR, que de alguna manera cierra el círculo productivo, que es la competitividad del país, que fue presentada en un panel como "el gran desafío a resolver". El asunto es clave para un país que exporta la mayor parte de lo que produce, sea carne, leche, arroz, soja o trigo.

El presidente de la FR felicitó a las autoridades por los avances obtenidos en la lucha contra el abigeato en el último año, así como en la forma que encaminó la tenencia responsable de los animales domésticos y perros sueltos, que en el campo se transforman en jaurías que atacan lo que encuentran. Un tema no menor para la producción.

Riani sintetizó la posición de la FR al señalar que se buscó que el tono del congreso fuera "provechoso y constructivo".

Y es posible que se haya sembrado esa semilla porque el ministro Aguerre sigue trabajando en algunas propuestas que se replantearon, como el endeudamiento lechero y un gasoil productivo.

En su oratoria, el ministro optó por recordar las demandas de la gremial en 2010, cuando él participó por primera vez como ministro en un congreso de la FR, para mostrar que se avanzó en sanidad, trazabilidad bovina y exportación de ganado en pie.

En resumen: tres acontecimientos dominaron la semana. Uno de ellos, el congreso ruralista, mostró todo el camino que hay por delante para fortalecer la producción agropecuaria, en un país que tiene esa base para su desarrollo económico y social.

Los otros dos sucesos –el Oscar de la danza para Riccetto y la llegada de una gran inversión de un grupo japonés en la industria frigorífica– muestran que Uruguay es valioso y vale la pena seguir trabajando.


Acerca del autor