El asesino de Paysandú no reconoce su accionar y dice que se siente "perseguido por los judíos por practicar el Islam"

El imputado, de 35 años, será derivado al Hospital Vilardebó para ser evaluado psiquiátricamente

La Justicia procesó anoche al hombre de 35 años que en la tarde del martes asesinó de varias puñaladas al comerciante David Fremd cuando se disponía a ingresar al negocio familiar "La Popular" en el centro de la ciudad de Paysandú. La víctima, de 54 años, era un referente de comunidad judía en ese departamento.

El asesino (de iniciales C.O.P.L) que se había convertido al Islam y hacía llamar Abdullah Omar fue imputado por homicidio especialmente agravado por la premeditación, actos de odio contra personas por razones de religión y lesiones personales, debido que en el mismo momento hirió al hijo del hombre fallecido.

El juez que intervino en el caso, Fabricio Cidade, dijo en rueda de prensa luego de dictar la resolución a pedido de la fiscal Alicia Abreu que el imputado "no asume ni acepta" lo que hizo. "Dice que estuvo en manos de la religión para llegar a eso", indicó el magistrado.

"Quedó claro que el hecho fue por motivos religiosos. Estaba vinculado a la religión islámica hace diez años. No se puede confirmar ni descartar que estuviera vinculado a otras personas", dijo Cidade. "Da a entender que una fuerza sobrenatural obró en sus manos", agregó.

El juez concluyó que el homicida es imputable pero decidió que sea derivado al hospital Vilardebó de Montevideo debido a que se le detectaron alteraciones psiquiátricas que requieren diagnóstico.

Según el dictamen de la fiscal, el acusado dijo que hace años profesa la religión islámica y que " se siente perseguido por los judíos por practicar el islam".

En su declaración el indagado se limitó a manifestar que ese día durante la oración de la mañana "se encomendó a Alá para que lo guiara en su camino", negándose a hablar sobre los hechos relacionados con la muerte de Fremd.

Dijo que eligió a su víctima al azar pero conociendo su condición de judío. La fiscal Abreu pidió que se realice la reconstrucción del hecho "a la brevedad".

El individuo se desempeñaba como maestro suplente en Paysandú y en esa condición el lunes pasado –48 horas antes del ataque a Fremd– dio clase en un local de enseñanza rural, dijo a El Observador el director de Primaria, Héctor Florit. El asesino tiene un antecedente por receptación en el año 2008. Según informó ayer el diario El País, en su perfil de Facebook el hombre utilizaba el nombre Adbullah Omar y así se relacionaba con personas de origen árabe.

Punto de inflexión

El caso, inédito en Uruguay, remite a situaciones de violencia antisemita como las que se viven en países de Oriente y también europeos al empuje de organizaciones extremistas como el grupo terrorista Estado Islámico (EI). En octubre del año pasado el canciller Rodolfo Nin Novoa dijo que Uruguay, desde su puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU, apoyará una alianza internacional para combatir esa organización radical.

Aunque el gobierno tenía informes que advertían que una situación de este tipo podía ocurrir (ver página 3) caso marca un punto de inflexión, debido a que se trata de un episodio importante desde el punto de vista institucional y de la seguridad, según reconocieron ayer a El Observador fuentes policiales.

Entre las autoridades existe preocupación ante la posibilidad de que alguna célula del EI en otro país felicite el accionar del homicida de Fremd. Por ejemplo, en las últimas horas hubo varios ataques con arma blanca en Israel, donde se han hecho frecuentes (ver página 26).

Tras la agresión, el comerciante de origen judío fue trasladado a la mutualista Comepa donde murió el mismo día. Ayer se realizó el velatorio de Fremd en Paysandú y el sepelio se llevará a cabo hoy en el Cementerio Israelita de La Paz.

"Crimen antisemita inaceptable en democracia"

La embajadora de Israel en Uruguay, Nina Ben-Ami, expresó ayer su "preocupación" ante el homicidio del comerciante David Fremd en la ciudad de Paysandú y también manifestó su "consternación y dolor" por el sangriento episodio. Mediante un comunicado, la diplomática hizo conocer su "preocupación ante la posibilidad de que este hecho antisemita haya sido motivado por ideología religiosa extremista", como ocurre en otras partes del mundo.

"Tenemos plena confianza en que las autoridades competentes esclarecerán a la brevedad este trágico suceso, y la justicia hará lo propio con los responsables", indicó Ben-Ami.

Por su parte, la organización B'nai B'rith expresó en un comunicado que el homicidio de Fremd fue "un crimen que manifiesta el odio antisemita es inaceptable en el marco de la democracia de nuestro país y merece el rechazo más enérgico y contundente". Para la entidad se trata de un "brutal homicidio".

En tanto, el presidente del Comité Central Israelita, Sergio Gorzy, dijo que "el hecho de que Fremd fue atacado y murió por el hecho de ser judío es algo que rompe los ojos". Gorzy, al ser entrevistado ayer en radio Sarandí, sostuvo que episodios de este tipo "escapan a cualquier lógica o raciocinio".



Populares de la sección