El Brexit y los empresarios uruguayos

Poco se ha dicho sobre cómo puede impactar una posible salida británica de la Unión Europea en el empresariado local
Por Gabriela Castro-Fontoura

El 23 de junio, el Reino Unido decidirá si continuará o no dentro de la Unión Europea. El denominado "Brexit" ("salida británica") está convulsionando al país. Lo que parece una decisión totalmente ajena al empresariado uruguayo es de hecho relevante para muchos, desde los que venden productos y servicios a ese país (desde carne, lana y muebles hasta software) hasta los que importan (desde té hasta whisky, productos para el agro, servicios financieros y logísticos, cursos de verano y libros de
inglés). También están quienes manejan fondos de inversión británicos y quienes, como tantos, viajan por negocios.

Pero poco se ha dicho sobre cómo está impactando este proceso y cómo podría llegar a impactar en quienes hacemos negocios con Reino Unido. El Reino Unido es parte de la UE pero no de la unión monetaria, por lo que mantiene la libra como moneda. La cotización de la libra con respecto al dólar se ha desplomado, y más desde que el alcalde de Londres, Boris Johnson, anunciara estar a favor de abandonar la UE. Está llegando a cotizar por debajo de 1.40. Desde 2009 que no estaba tan barata. En el corto plazo, importar desde el Reino Unido en términos de precios se ha facilitado. Muchos están aprovechando para armar stock o probar nuevos productos o fabricantes. Este es el momento.
Antes del 23 de junio, el otro gran impacto es la inestabilidad.

Hablo con empresarios británicos casi a diario, y hay gran incertidumbre. Si hacen negocios con empresas de Reino Unido, es momento para dialogar, darles seguridad y abrirles puertas, sobre todo si la relación como socios comerciales ya es fuerte. Si recién están empezando, no debe causar
preocupación si la toma de decisiones se vuelve más lenta. Por ejemplo, uno de mis clientes ha frenado su expansión por América Latina hasta luego de la votación, porque una posible salida significaría que los tratados de libre comercio de la UE ya no aplicarían para el Reino Unido, con lo cual, por lo menos mientras se negocian nuevos tratados, los aranceles pueden llegar a ser muy altos. En el caso de Uruguay, al no contar con un TLC con la UE o el Reino Unido, podemos ofrecernos como un destino al que se puede desarrollar, pero de todas formas creo que postergarán resoluciones hasta luego de la votación.

Ya considerando lo que puede suceder luego del 23 de junio, el primer escenario es que el Reino Unido se mantenga dentro de la Unión Europea, con lo cual básicamente "seguirá todo igual para nosotros". Si abandona la UE, lo cual no es una posibilidad tan remota como pensábamos hace un año, el impacto en el empresariado uruguayo dependerá de cómo los procesos funcionen. Habrá otra vez gran incertidumbre, y los analistas anticipan que la libra caerá aún más. Así que a prepararse. Como lo están haciendo muchas empresas británicas, que ya han invertido millones de libras en consultorías (el costo del Brexit política y económicamente ya es alto, se concrete o no).

Lo otro a tener en cuenta es que la UE no solo impacta en el movimiento de productos sino también en la libre movilidad de personas. Sin UE, habrá que ver qué posición toma el Reino Unido sobre quienes trabajan dentro y quienes vienen de afuera. No hay que salir a cancelar el boleto de avión, pero hay que mantenerse informado.

También está el tema de qué pasará con las certificaciones y regulaciones europeas que pueden impactar por ejemplo a exportadores uruguayos de vino, carne, madera, software y demás. ¿Seguirán aplicando? ¿Hasta cuándo? ¿Y después? Nadie aún tiene la respuesta.

Aquellos uruguayos que realicen negocios con otros países de la UE, también podrán sentir un cierto impacto y no es mala idea que consulten con sus colegas extranjeros proactivamente, para evaluar juntos cómo apoyarse en esta etapa, y en lo que podría venirse luego del 23 de junio. Las empresas de la UE que en este momento tienen fuertes intereses en el Reino Unido sin duda que estarán pasando por un momento de incertidumbre y que se estarán replanteando qué sucederá si el Brexit se hace realidad. ¿Qué podemos ofrecerles? ¿Cómo podemos trabajar juntos?

Populares de la sección