El cantautor que vuelve a exhibir su corazón roto

Para su decimosexto trabajo, titulado Prisoner, Ryan Adams regresó a uno de los tópicos que lo hicieron famoso: las canciones sobre rupturas amorosas
Las separaciones amorosas han servido de inspiración para una infinidad de músicos. Y en muchas ocasiones definieron lo que después serían discos clásicos. Desde Fleetwood Mac y su impecable Rumours, a Adele y el masivo 21, pasando por Marvin Gaye, Beck, Amy Winehouse, Kanye West, Bon Iver, Björk y un largo etcétera.
Embed

El cantautor Ryan Adams hizo de las canciones de ruptura parte fundamental de su carrera. Luego de fundar la banda de country alternativo Whiskeytown y disolverla seis años después, el músico creó en el año 2000 Heartbreaker, un disco que documenta una separación de manera directa y honesta. Canciones como Amy, Come Pick Me Up y Why Do They Leave son el corazón (roto) del álbum, que se completa con la belleza de Oh My Sweet Carolina y el momento dylanesco de To Be Young (Is to Be Sad, Is to Be High).

Heartbreaker no solo puso a Ryan Adams en el mapa como cantautor, sino que también lo colocó en el camino del éxito. El disco ahora entra en la categoría de clásicos del desamor.

Desde aquel 2000, Adams ha mantenido una prolífica carrera, tuvo un problema de adicción a drogas y se rehabilitó. Conformó la banda The Cardinals y produjo incluso un disco de heavy metal. Pero en el medio, editó en dos EPs el disco Love is Hell (2003), que canalizó la depresión de manera similar a la que supo hacerlo en Heartbreaker, sumando guiños a The Smiths.

Luego varios discos y giras, y luego de un período alejado de la música –sufrió de Enfermedad de Ménière, que afectó su oído interno–, lanzó Ryan Adams (2014), el decimocuarto trabajo de su carrera, una suerte de revival del rock de los ochenta y una entrada hacia su etapa más madura.

Pero al año siguiente llegó una nueva ruptura: después de seis años de matrimonio se divorció de la actriz y cantante Mandy Moore. Este hecho hizo que la fábrica de canciones de Adams se ascelerara, pero en una meseta creativa, el músico se encontró con el disco 1989 de Taylor Swift, otra creación que, como la mayoría de las obras de esa cantante, se dedicó a examinar como forense el cadáver de sus relaciones fallidas. En lugar de editar un disco nuevo desde cero, Adams decidió crear su propia versión del pop con inflecciones ochentosas de 1989, incluyendo su propia paleta rockera de la misma década. El resultado fue un nuevo álbum de Adams en el que las desavenencias y el dolor tiñieron de amargura la emotividad de la música.

Después de todo este trayecto llegó a Prisoner, el más reciente lanzamiento del artista, en el que finalmente plasma su separación con Moore, siguiendo tanto el sonido de Ryan Adams como el sutil melodrama de su 1989.

Prisoner cuenta con una excelente apertura a cargo del tema Do You Still Love Me?, que junto a Prisoner y Doomsday deja claras sus raíces en Tom Petty y Bruce Springsteen, que aparecen luego hasta el final del disco.

En cambio, el tema Shiver and Shake pertenece más a la herencia de 1989, ya que parece seguir paso a paso su versión despojada y acústica del hit popero Shake it Off. "Cierro los ojos y te veo con otro tipo / Riéndote como si nunca hubieses sabido que estaba vivo", canta Adams. Incluso la letra parece inspirada en los versos de Swift.

Prisoner es un muy buen disco de Adams y un superior sucesor de Ryan Adams; aunque en ocasiones su amalgama de folk con el rock ochentoso puede pecar de reiterativo, no por eso sus canciones pierden efectividad, peso o calidad.

Tres discos


Heartbreaker (2000)
Su primer álbum solista.

Love is Hell (2003)
Dos EPs herederos de Heartbreaker.

Ryan Adams (2014)
Su anterior y celebrado disco.

Populares de la sección

Acerca del autor