El Centenario a los pies de sus majestades

Los Rolling Stones tocaron para 55 mil personas en Montevideo durante más de dos horas
Con apenas cinco canciones, los Stones ya se ganaron al público de arranque. Start me up , It's only rock n' roll, She's so cold, hicieron estallar al Centenario. Para cuando sonó la balada Wild horses, los londinenses tenían a una ciudad más de su eterno periplo mundial en la palma de su mano. Y en el momento en que hizo su entrada el riff de Paint it, black, el público se convirtió en el coro acompañante de la épica canción de sus majestades satánicas.

Apertura concierto Rolling Stones en Montevideo

Jagger tuvo desde el arranque varios momentos de complicidad con los asistentes. Desde referencias a Luis Suárez ("todavía me duelen sus goles") hasta preguntas sobre si Gardel es uruguayo y anécdotas: "Escuchamos candombe y Ronnie comió un chivito", dijo a la gente tras guiñar un ojo antes de que Keith Richards acometiera Slipping away, una de sus canciones propias.

Embed


"La estamos pasando bien en Montevideo, Charlie fue a un bar y tomó dos etiquetas negra. Escuchamos candombe, luego Ronnie comió un gran chivito, y despues caminamos a la Midnight Rambla..." (Jagger)
Tras el "momento Keith" sonó Midnight Rambler, la "ópera rock" (según Keith Richards) sobre el asesino de Boston Albert DeSalvo y uno de los fijos en los conciertos de la banda, prueba de sus ambiciones en las fronteras de la música negra.

A partir de ahí, el show comenzó a avanzar hacia el cierre con los clásicos más paradigmáticos y verdaderas contraseñas generacionales para los fanáticos de los stones. Sonaron Paint it, black, Brown sugar, Honky tonk women, Gimme shelter, Sympathy for the devil y Jumpin' jack flash, canciones que por sí solas son capítulos enteros e independientes que definen etapas decisivas en la carrera de los Stones, una que junto a la de los Beatles y de bandas como The Who, Pink Floyd o The Clash, marcaron a la historia del género musical más trascendente a nivel global del siglo pasado.

Embed

Todo eso se percibió y se celebró en una calurosísima noche de febrero sobre la que muchos hablarán a sus hijos y nietos de aquí en más. Faltaban dos más, el cierre atronador de Satisfaction, sí, pero antes sonó You can't always get what you want, una especie de paradoja si se piensa que en la noche del 16 de febrero de 2016, Montevideo tuvo lo que quería: una noche con Sus Majestades Satánicas.

Embed

Así fue la previa del show

La previa del show de los Stones en Montevideo

Una noche histórica que comenzó a las 19 cuando empezó a tocar la banda telonera, Boomerang. Con un repertorio acorde a la ocasión, la banda que dio sus primeros pasos en la escena emergente local en el año 2006 con temas como Seducime fueron el preámbulo de la noche que dejó a todo el estadio paplitando y haciendo la ola para calmar los ánimos en la espera por Jagger, Richards, Wood y Watts.

Tras cerrar con el tema Pide pista, en compañía del cuerpo de vientos de la banda La Santa, Boomerang se despidió de un público que aplaudió a los uruguayos mientras el estadio se iba colmando. Sobre las 20.30, la cola de asistentes para ingresar a la tribuna Olímpica se extendía hasta el Hospital de Clínicas, aproximadamente unas dos cuadras largas.

Embed

La llegada al Centenario

Sobre las 17 horas las puertas del Estadio Centenario se abrieron para el concierto y la gente empezó a entrar de forma ordenada, algo que se mantendría a lo largo de toda la pervia del evento.

A pesar del intenso calor- la sensación térmica llega casi a los 40° en la calle- cientos de fanáticos comenzaron desde temprano a hacer largas filas para asegurarse un lugar en el concierto que la mítica banda británica realizará esta noche en Montevideo.

Los controles de seguridad para ingresar al Centenario son muy estrictos. Todos los asistentes deben pasar por una primera barrera en la que guardias de seguridad revisan mochilas y bolsos descartando latas de desodorante, repelentes y botellas de agua de más de 600 ml. El segundo control es con detector de metales y cacheo, terminando con un tercer puesto de seguridad en el que se escanean las entradas.

El hecho de que las localidades no sean numeradas hizo que muchos asistentes incluso comenzaran la vigilia en la noche del lunes, según pudo comprobar El Observador.

Prueba de esto es Gabriela Lima, la primer persona en la fila del ingreso Premium A del Centenario. Su marido empezó a reservar lugar a las 19 horas del lunes y ella tomó la posta hoy, según comentó a El Observador.

Embed

Otros fueron con zancos para poder tener mejor visibilidad del escenario.

Zancos

Las altas temperaturas hacen que los fanáticos se las ingenien para evitar el sol. Varios dejan sus zapatos en la fila, para guardar el lugar, y se resguardan bajo la sombra de algún árbol o aprovechan para ir a comprar agua fresca. A su vez, muchos de los fanáticos contaron con la colaboración de un vecino que ofreció rociar a los presentes de agua con ayuda de una manguera. Por su parte, funcionarios de OSE reparten agua en bolsas para evitar que los asistentes se deshidraten.


agua rolling

Los organizadores, previendo la jornada calurosa, adelantaron que los asistentes podrán ingresar con una botella de agua cerrada de 600cc por persona. Afuera del Centenario también hay varios puestos de venta de bebidas y comida. También hay instalados puestos de merchandising oficial en donde las remeras cuestan $700 y los buzos $1.700.

Embed

Con el fin de impedir el ingreso con entradas falsificadas, la producción exige que los asistentes registren las que compraron en la web oficial. Con esto se certifica que se trate de un ticket auténtico.

En el Estadio se realizará un control estricto, donde se escaneará cada entrada, por lo cual es importante haberla registrado.

Para hacer esto, al ingresar a la web se tiene que hacer click en la pestaña "Registra tu entrada"; allí se abre un formulario a llenar con los datos del asistente. Además, al realizar este paso se participa para un sorteo de dos entradas VIP Premium y una remera oficial del tour.

A raíz de la cantidad de usuarios que ingresan a la web a registrar sus boletos, la página presenta demoras para cargar.

Para saber por qué puerta hay que ingresar y qué camino tomar, se debe visitar el sitio en el que se ofrecen las direcciones en detalle. Cada zona tiene su puerta y cola exclusiva, con el fin de prevenir atascos.

La Intendencia de Montevideo (IMM) anunció que habrá un servicio especial de transporte colectivo para el público que asista al concierto. Para eso se instalarán terminales provisorias que funcionarán al finalizar el show.

Las mismas se encontrarán en tres puntos:

  • Av. Italia entre Américo Ricaldoni y Las Heras aceras Sur y Norte
  • Av. Italia entre Garibaldi y Sambucetti acera Norte
  • Av. Centenario desde Av. Italia al Norte

Para consultar las líneas que operarán allí, ingrese a la web de la IMM.

En redes sociales
Embed

Aclaración: En una versión anterior, se indicó en esta nota que durante el concierto que brindaron los Rolling Stones en Uruguay la banda interpretó el tema One more shot. Sin embargo esa canción no estuvo dentro del repertorio que brindaron en Montevideo.


Populares de la sección