El Congreso Ideológico pondrá a prueba la unidad del Frente

La izquierda discutirá hasta setiembre con el objetivo de actualizar sus ideas tras 45 años de existencia
Las bases fundacionales del Frente Amplio lo definen como una fuerza antioligárquica, antiimperialista y en lucha permanente contra el "gran capital". Pero, ¿qué alcances tienen esas definiciones, pensadas en los '70, cuando ya se acerca la segunda década del siglo XXl?

Esta y otras preguntas serán evaluadas por los dirigentes y las bases frenteamplistas en el correr del invierno, y la discusión deberá dar sus frutos en el comienzo de la primavera a través de un documento que elaborará el denominado "congreso de actualización ideológica".

La tarea, propuesta por el ya fallecido dirigente comunista Wladimir Turiansky, y aceptada por todo el Frente Amplio, supone la revisión de las ideas que han marcado la trayectoria del FA, en la oposición y en el gobierno, para adaptarlas a las nuevas realidades mundiales. Las nuevas propuestas servirán para alimentar el futuro programa de gobierno de la izquierda.

"En menos de un año y medio pasamos del bloqueo a Cuba, a ver al presidente Barack Obama cantando el himno de Estados Unidos en la plaza de la revolución de La Habana", graficó el senador del MPP Ernesto Agazzi en una de las últimas reuniones de la comisión que se encuentra elaborando el borrador del documento. Ese grupo de trabajo también lo conforman, entre otros, Yerú Pardiñas y Eleazar de León (Partido Socialista), y Daniel Marsiglia (Partido Comunista). Se espera que el documento con las propuestas de "actualización" ideológica esté pronto a principios de julio y que, luego de ser evaluado por las bases, lo apruebe un congreso estimado para finales de setiembre.
Eleazar de León, quien además es secretario de Programa del FA, dijo a El Observador que la izquierda debe modernizarse en sus ideas sin olvidar que el acuerdo fundacional tiene un carácter electoral y programático.

"La ideología tiene un carácter quizás más intemporal. Tenemos sí que buscar alternativas al capitalismo, pero sin llegar a definiciones socialistas que pueden no ser compartidas por todo el Frente. En su fundación el FA habla de luchar contra el 'gran capital' y esa puntualización de 'gran' no es nada menor", dijo De León.

Consideró que el documento que surja del debate de ideas debe ser "preciso", pero también "debe contener a todos" los sectores. Esa no es una tarea fácil en un Frente Amplio en el que conviven socialdemócratas, comunistas, socialistas y democristianos. El candidato a la presidencia del FA y secretario de Asuntos Internacionales de la coalición, José Bayardi (Vertiente Artiguista), dijo a El Observador que la izquierda está obligada "a bajar a tierra las cuestiones del mundo actual". "Las grandes definiciones por sí solas ya no alcanzan. Hay que ver hasta qué punto se puede llegar a definiciones más puntuales", agregó Bayardi.

"Lazo fraternal"

En un documento elaborado por la Coordinadora B del Frente Amplio se señala que con el congreso de actualización ideológica se pretende "reanimar la autoidentificación con el sentir de izquierda".
"La identidad del FA, que es más reflejo de un sentir y de una tradición emotiva que de una afiliación teórica, permite a la fuerza política subsistir a pesar del entorno ideológico-cultural desfavorable y los enfrentamientos de poder internos en los que nos encontramos", se reconoce en el escrito.

Pero, por eso mismo, se considera que, más allá de ese "lazo fraternal", es preciso dar nuevos pasos. "Hay que derrumbar el mito de que la discusión ideológica puede ocasionar fisuras en la unidad de la izquierda", señalan desde esa coordinadora frenteamplista.

Por ahora, el FA se encuentra inmerso en una campaña electoral, que concluirá el 29 de mayo, para elegir al hombre que presidirá en el futuro a esa fuerza política.

Populares de la sección

Acerca del autor