"El cooperativismo vive uno de sus mejores momentos"

Presidenta del movimiento cooperativo dijo que pedirán tener beneficios de la ley de inversiones
La presidenta de la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas (Cudecoop) y del Centro Cooperativista Uruguayo (CCU), Graciela Fernández, dice que "todos ven" cuando el Estado, a través del Banco República (BROU) apoya financieramente a cooperativas de trabajadores, como ocurrió recientemente con los obreros de la textil Paylana de Paysandú, pero "nadie habla de los millones que concedió a los exdueños" de esa fábrica. Reivindica el modelo cooperativo como instrumento económico transformador en Uruguay y afirma que pese a fracasos, como el reciente cierre de la transportista Raincoop, "vive uno de sus mejores momentos".
A continuación un extracto de la entrevista con El Observador.

¿Cuál es la situación del movimiento cooperativo uruguayo?
El cooperativismo desde 2012 vive uno de sus mejores momentos a pesar de problemas puntuales que han estado atados a decisiones de la realidad nacional. Hay más de un millón de cooperativistas. Se ha doblado el número de cooperativas y tenemos hoy 2.200, el sistema cooperativo de viviendas tiene actualmente 1.600 cooperativas. Hay cosas que el mercado si no fuera por el sistema cooperativo no lo lograba en Uruguay; es el país con mayor número de cooperativistas por habitante del mundo y por eso en noviembre se realizará en Montevideo la IV Cumbre Cooperativa de las Américas. Allí vamos a pedir que el sistema cooperativo tenga los mismos beneficios de la ley de inversiones. Sin lugar a dudas, implica insertarse en un modelo económico que no es el propio, porque nosotros respondemos a uno basado en principios y valores que no es el modelo económico global actual capitalista que ahí está y nosotros estamos sobre otras bases donde la persona es el centro. Por supuesto que no es sencillo adaptarse, pero el sistema cooperativo a partir del 2008 tiene una ley que no tenía y eso a nosotros nos abre una puerta porque se institucionaliza el sistema cooperativo.

¿El cierre de Raincoop es un caso aislado? Porque se dice que otras cooperativas del transporte podrían seguir el mismo camino si no dan un golpe de timón a su administración.
Lo de Raincoop es un caso aislado del cooperativismo, pero no es un caso aislado de la situación del transporte. No creo que otras sigan el mismo camino y explico por qué. Raincoop tuvo muchas dificultades de administración, pero el sistema cooperativo viene siendo apoyado oficialmente desde 20011 con un Instituto Nacional Cooperativo (que funciona en la órbita de Presidencia de la República) y posiblemente no se llegó a tiempo para ayudar en la gestión. En Raincoop hubo problemas de gestión que no supimos visualizar, pero ahora con Inacoop se podrá apoyar con consultorías para mejorar, tener alertas tempranas y mejorar la gestión. No es un problema del cooperativismo sino del sistema de transporte. ¿Las sociedades anónimas no han fracasado en determinados sectores?

En tiempos no muy lejanos la sociedad se hizo cargo de fracasos del movimiento cooperativo como ocurrió con las millonarias deudas de Fucvam con el Banco Hipotecario, que fueron condonadas, o la quiebra de cooperativas financieras como Caycú y Cofac. ¿No evidencia que hay algo a la hora de administrar que falla?
Problemas de administración no hay solo en el cooperativismo y en el caso de Fucvam, nadie le pagó la deuda.

Se condonaron casi US$ 300 millones de deudas al Banco Hipotecario por ley durante el primer gobierno del Frente Amplio.

Hubo una condonación de deuda como hubo con otros deudores del país en otros sectores sociales y económicos y financieros.

¿Cuáles?
En el caso de las cooperativas de vivienda han pagado y han pagado mucho más porque no se olvide que arrastran de períodos de no democracia, donde la deuda fue superior a los préstamos que se habían otorgado, entonces lo que hizo Fucvam en la condonación fue una negociación.

Si hay condonación, como bien dice, es un perdón y alguien lo paga.
Hubo una negociación fuerte donde se puso arriba de la mesa los puntos necesarios y pagaron las cooperativas de vivienda. Y en las de ahorro y crédito claro que hubo problemas, no hay dudas que hubo problemas y la sociedad paga todos los problemas. ¿La sociedad no pagó los problemas de los bancos? ¿Que hay problemas de gestión? Claro que hay problemas de gestión que hay que mejorar, pero es una herramienta válida

¿Por qué el movimiento cooperativo pone reparos a la inclusión financiera si existen instituciones que intermedian y obtienen lucro?

No se opone a la inclusión financiera ni a los controles, ha sido la herramienta histórica de inclusión financiera. Señalamos, sí, la necesidad de estar presentes en ese esquema de bancarización y dinero electrónico, buscar nuestra oportunidad y mantener la prelación en el cobro de créditos. l

Populares de la sección

Acerca del autor