El FA acordó un informe único por ANCAP y prepara la batalla parlamentaria

La izquierda juntó la opinión del astorismo y de la lista 711
En la carrera de postas para intentar salir lo menos lastimado posible del caso ANCAP, el Frente Amplio parece haber superado el primer obstáculo al redactar un informe en el que, no sin cierta dificultad, logró juntar las distintas opiniones que existen en la coalición acerca de la pasada gestión del ente. Después de semanas de fuertes enfrentamientos internos, el estado de ánimo en el Frente se parece, momentáneamente, al de la satisfacción.

El documento oficialista presentado ayer ante la investigadora del Senado afirma que no hubo irregularidades ni ilegalidades y que, por tanto, resultan desubicadas las denuncias que la oposición planea presentar ante la Justicia.

Acerca del por qué de las pérdidas millonarias del ente, el informe recoge tanto la postura de la lista 711 del vicepresidente Raúl Sendic –que afirma que parte de las pérdidas de ANCAP fueron resultado de que el Ministerio de Economía no le permitió subir las tarifas– y la del Frente Líber Seregni (FLS) de Danilo Astori, que rechaza esa explicación.

Una vez superada esta etapa, los senadores frenteamplistas están afinando los discursos que realizarán mañana miércoles cuando los documentos sean debatidos en la Cámara Alta.
Fuentes del Frente Amplio dijeron que en estas horas los senadores de la izquierda analizan la mejor forma de actuar ante lo que, esperan, será una actitud "agresiva" y "desafiante" por parte de la oposición, que buscará hacer mella en las contradicciones del oficialismo.

Todos los sectores del FA coinciden acerca de que, como dijo Ernesto Agazzi, nadie se metió un peso en el bolsillo cuando Sendic presidió el ente. Pero acerca de la eficacia de la gestión, en el astorismo piensan muy distinto a la lista 711 e incluso al MPP de José Mujica.
El desafío, a cortísimo plazo, es que esas diferencias no queden expuestas mañana en sala cuando la oposición arrecie.

Informe
"¿Ya firmaste el documento?", le preguntó el senador Ernesto Agazzi (MPP) entre risas a su colega socialista Daisy Tourné. "Sí, doctor, quédese tranquilo", le respondió la parlamentaria. En ese ambiente, el Frente Amplio presentó ayer ante los medios de comunicación su informe sobre ANCAP.
El senador Agazzi estuvo rodeado por dirigentes de casi todos los sectores del FA y a su diestra se sentó Marcos Otheguy, de la 711. Del FLS estaban la senadora Daniela Payseé y el coordinador de la bancada de diputados, Carlos Varela.

Agazzi dijo que tras cuatro meses de trabajo, la investigadora sobre ANCAP culminó una tarea "limpia y compleja". "Todo lo gastado en ANCAP en estos 15 años está documentado, nadie metió la mano en la lata; no falta ni un peso. Puede ser discutible cómo funcionó (la empresa), pero la comisión investigadora no era para eso", agregó.

Por su parte, Otheguy señaló que el Frente Amplio no acompañará las denuncias de la oposición "porque no se puede acusar de ilicitudes al boleo y no hay que hacer perder el tiempo a la Justicia".
Sobre la sesión de mañana miércoles 17, en la que el Senado abordará los distintos informes, Otheguy consideró que "ojalá sea una discusión con altura, con fundamentos, en la cual no se califique ni se recurra al argumento liviano".
Más allá de esos dichos, el informe del Frente Amplio trató de plasmar casi al mismo tiempo las posturas expresadas públicamente por el astorismo y la 711 acerca de la importancia de las tarifas en las pérdidas del ente que obligaron al gobierno del presidente Tabaré Vázquez a capitalizarla con US$ 622 millones.

"Se comparte el criterio del Ministerio de Economía y Finanzas en cuanto a que los precios de los combustibles, por su importancia en la macroeconomía, por las necesidades del mercado y por criterios de racionalidad y razonabilidad siempre tienen un tope. Se reconoce también que los combustibles en su circulación y venta como bienes constituyen hechos generadores de obligaciones tributarias que constituyen una fuente de recaudación muy relevante para los organismos recaudadores y para el cumplimiento de los fines estatales", dice el escrito.

Luego parece abonar un poco más la tesis de los seguidores de Sendic. "Se constata que cada componente que se incorpora a la estructura de costos de la paramétrica reduce el espacio genuino de ANCAP para instalar sus costos internos y endógenos. La incidencia de los tributos y otras cargas legales (subsidio del boleto) en la composición del precio final de los productos monopolizados en el caso de las naftas y del gasoil representa en el momento actual, aproximadamente, un 45% y un 37%, respectivamente", agrega.

En el siguiente párrafo se puede observar cómo los redactores se recuestan un rato en las postura de los que gestionaron la empresa, y otro en la posición del Ministerio de Economía.
"A juicio de los informantes de la Comisión Investigadora, la decisión del Poder Ejecutivo para no integrar al precio final de los productos monopolizados los costos endógenos de ANCAP, es plenamente conforme al orden jurídico vigente, sus razones han sido explicadas y compartidas por el Sr. Vicepresidente de la Republica. También es posible concluir que la iniciativa de ANCAP para incorporar los costos endógenos al precio final de los productos monopolizados, está suficientemente amparada por el orden jurídico, y se justifica externamente en el cumplimiento del Programa de Gobierno", dice el informe.

Pero, esos detalles, son equilibrados con transcripciones de dichos de Astori acerca de la importancia de no abultar demasiado las tarifas públicas.
El informe también transcribe la definición de la Real Academia Española acerca de la palabra "irregularidad" que significa "malversación, desfalco, cohecho u otra inmoralidad en la gestión o administración pública, o en la privada".

Los frenteamplistas dicen que nada de eso ocurrió durante la gestión de ANCAP y escribieron varias veces las palabra "falacia" para explicar el rol que, dicen, en este tema cumplieron los opositores y buena parte de los medios de comunicación.


Mayola será gerente financiero

El actual gerente de la división Contaduría del Banco Hipotecario del Uruguay (BHU), Gustavo Mayola, será el futuro gerente financiero de ANCAP y asumirá en funciones el próximo 1° de marzo, confirmaron fuentes oficiales a El Observador. Milita en el sector Banderas de Líber que integra el FLS. Mayola se quedó con el llamado abierto que realizó el ente petrolero en el marco de una reestructura que se inició para ayudar a recomponer las finanzas de la empresa. El propio gobierno reconoció como un "error" que la empresa no contará con un gerente financiero.

Mayola es docente grado 2 de Contabilidad Básica y grado 1 de Finanzas de Empresas en la Facultad de Ciencias Económicas y Administración de la Udelar. Es funcionario público del BHU desde 2009 y tiene un posgrado en Economía y Finanzas.




Populares de la sección