El FA inicia el camino hacia una compleja reforma constitucional

Pretende consolidar "logros" de la izquierda e introducir otros cambios
El Frente Amplio inicia hoy formalmente el camino hacia una reforma constitucional que, en principio, se muestra muy dificultosa debido a los asuntos polémicos que se plantean desde la izquierda, y a los complejos mecanismos que se necesitan poner en práctica para llegar a buen puerto.
El Frente había formado una comisión especial que elaboró el documento de reforma que será analizado esta mañana por el Plenario Nacional de la coalición.

Allí se propone, entre otras cosas, reformar la Constitución para que algunos de los cambios aplicados durante el gobierno del Frente Amplio queden estampados en la Carta Magna y ya no haya posibilidad de que sean tumbados por la futura administración de otro partido político.
Además, se plantean cambios vinculados al sistema electoral como modificaciones en el balotaje y en las elecciones departamentales.

Para llevar a cabo estos cambios es necesario conformar una Asamblea Nacional Constituyente integrada por todos los partidos políticos o juntar firmas para plebiscitar la reforma junto a las próximas elecciones nacionales.

Ambos caminos son complejos y, en el segundo caso, la izquierda tiene malos antecedentes. El FA intentó derogar la ley de Caducidad y aprobar el voto consular en forma paralela con las elecciones nacionales de 2009 y ambas iniciativas fracasaron.
La reforma que la izquierda pretende implementar tampoco tiene el apoyo de todos los sectores de la coalición.
Por ejemplo, en Asamblea Uruguay creen que la reforma es un asunto secundario al lado de otros que debe encarar el sistema político.

Propuestas.

En el documento elaborado por el Frente Amplio se advierte que la reforma de la Constitución no puede ser considerada una panacea, pero tampoco debe ser vista como algo inalcanzable.
"Por un lado se idealiza el tema y se lo considera tan difícil y complicado que es solo para expertos y al mismo tiempo se lo desvaloriza cuando se afirma que los problemas son otros, que esto no tiene nada que ver con el salario, con el día a día. Y sin embargo, esto no es cierto. Tiene que ver con la vida de todos y somos todos los que hacemos y rehacemos la Constitución, en definitiva obra humana, una construcción social fruto del dialogo democrático", señala el escrito.

A través de la reforma constitucional, el Frente Amplio quiere introducir en la Carta Magna la posibilidad de votar desde fuera del país y consagrar constitucionalmente el Sistema Nacional de Cuidados (SNC).

También pretende reformar el sistema judicial al incorporar cambios en su funcionamiento y en la elección de los magistrados.
"La Justicia es la base de una sociedad democrática. Se acredita un amplio consenso en la necesidad de mejorar el funcionamiento del Poder Judicial al efecto de contribuir al acceso de la población a la justicia en forma adecuada y eficaz. Se trata de garantizar un poder judicial independiente, imparcial, eficiente, eficaz y oportuno que sea último garante de los derechos de las personas. En ese sentido debe procurarse el mejor sistema para la selección, designación, ascenso y capacitación de jueces y magistrados, precisando sus cometidos y rediseñando su funcionamiento institucional", se dice en el documento.

Además, en la izquierda quieren ponerle límites al veto del Presidente de la República y fortalecer al Parlamento.
El Frente Amplio volverá a tratar el asunto en un Congreso que se realizará en setiembre de 2016. l

Populares de la sección