El Frente Amplio advierte que la situación en Venezuela se torna peligrosa

José Bayardi dijo que se corre el riesgo de un "enfrentamiento civil"
En el Frente Amplio coinciden en advertir que, tras el anuncio del tribunal electoral de Venezuela de dejar el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro recién para 2017, la situación en aquel país se torna aún más inestable y no se descartan "enfrentamientos civiles" que pueden terminar en tragedia.

Es así que el presidente de la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales (CARIFA) del Frente Amplio, José Bayardi, dijo a El Observador no le llamó la atención el pronunciamiento del tribunal venezolano ya que, sostuvo, tanto la oposición como el oficialismo sabían que para haber disparado el mecanismo de elecciones anticipadas se debería haber hecho el planteo con mayor anticipación.
No obstante, Bayardi consideró que el pronunciamiento "polariza aún más una situación que ya está muy polarizada desde hace años".

"Es un elemento que se suma a otros hechos que han llevado a este clima de confrontación entre el gobierno y la oposición. En Venezuela las partes necesitan acordar una salida negociada porque si no se corre el riesgo de terminar en un enfrentamiento civil", señaló el exministro de Defensa perteneciente a la Vertiente Artiguista.

A su vez, el diputado socialista y presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara Baja, Roberto Chiazzaro, declaró a El Observador que, más allá de la razón que puedan tener las partes en contienda, en Venezuela las cosas se pondrán aún más difíciles.

"No se puede negar que esto genera muchísima tensión. Más aún de la que ya existía. Ojalá que no se llegue a situaciones extremas y lamentables que nadie desea", afirmó el parlamentario.
El poder electoral de Venezuela descartó ayer miércoles que el referendo revocatorio contra el presidente Maduro se efectúe este año, lo que imposibilita un cambio de gobierno como esperaba la oposición.
"El evento puede efectuarse a mediados del primer trimestre de 2017", anunció en un comunicado el Consejo Nacional Electoral (CNE) tras una reunión con delegados del oficialismo y de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

La oposición pretendía que el referendo se realizara antes del 10 de enero de 2017, pues si Maduro perdía habría nuevas elecciones. Si es derrotado en una fecha posterior, el mandato lo concluirá su vicepresidente.

El órgano electoral estableció que la próxima etapa del proceso, la recolección de las firmas necesarias para llamar a la consulta, se llevará a cabo del 26 al 28 de octubre.
El CNE señaló que, si se cumple ese requisito, la consulta sería convocada a principios de diciembre y a partir de entonces correrán los 90 días "reglamentarios que tiene el organismo" para llevar a cabo un referéndum. (ver páginas 2 y 3)

Populares de la sección