El Frente se propone enfrentar el tuiteo veloz de la oposición

Legisladores de izquierda evalúan crear equipo de comunicación propia

En estos tiempos en los que las redes sociales y los medios de comunicación electrónicos se tragan buena parte de los debates que antes ocurrían en el Parlamento o en otros foros tradicionales, la izquierda se empieza a dar cuenta, lentamente, de que ya no alcanza con aquella militancia barrial que buscaba el contacto cara a cara con la gente.

Por eso, los senadores del Frente Amplio analizaron el lunes 30 la creación de un equipo de comunicación propio para, entre otras cosas, transmitir mejor las decisiones de la bancada, organizarse en sus intervenciones en sala y, si acaso, tratar de manejar profesionalmente las cuentas de Twitter y de Faceboock de los parlamentarios.

En el encuentro se habló de la rapidez con que los líderes opositores Luis Lacalle Pou (Partido Nacional) y Pedro Bordaberry (Partido Colorado) tuitean las palabras que, casi al mismo tiempo, son pronunciadas durante el transcurso de un debate parlamentario.

También se observó que blancos y colorados cuentan con funcionarios que se mueven en las barras del Senado avisándole a los periodistas cuál de sus parlamentarios va a hablar, y les sugieren una mejor ubicación para que puedan fotografiar o filmar al protagonista del discurso.

Los senadores frenteamplistas discutieron estos asuntos luego de que Ernesto Agazzi (MPP) propusiera evaluar cómo había transcurrido la sesión del pasado martes 24, pactada para que se hablara del mensaje presidencial del 1 de marzo, que la oposición aprovechó para criticar el ajuste fiscal anunciado un día antes.

Los legisladores de la izquierda coincidieron en que desde el FA se le había respondido convenientemente a la oposición, pero el senador Enrique Pintado (Frente Líber Seregni) dijo que blancos y colorados habían logrado que sus posturas fueran mejor reflejadas en los medios de comunicación.

"La izquierda ha ganado con muchos medios en contra pero eso no quita que no debamos tener una actitud más profesional", dijo el parlamentario según comentaron a El Observador participantes del encuentro.

Enseguida, el presidente del Senado, Raúl Sendic (Lista 711), propuso evaluar la creación de un "equipo de comunicaciones" para "unificar" los dichos y propuestas que surjan de los integrantes de la bancada del Frente Amplio.

Para realizar propuestas sobre los alcances e integración de ese equipo, en los próximos días se reunirán los senadores Sendic, Pintado, Marcos Carámbula (Lista 1001) e Ivonne Passada (Movimiento de Participación Popular).

Mensajes

La necesidad de comunicar eficazmente las decisiones del gobierno se ha convertido en una obsesión en buena parte del Frente Amplio.

A los problemas internos para armar un discurso homogéneo se le suma una cierta impericia en el manejo de las nuevas tecnologías.

La encargada de Comunicación de la coalición de izquierda, Jimena De los Campos, ha dicho a El Observador que los integrantes de su equipo organizan talleres periódicos en los que frenteamplistas, mayormente veteranos, aprenden a abrir una cuenta y a mantenerla activa. No obstante, esos consejos no siempre son practicados por la izquierda virtual.

Mientras en Twitter los nacionalistas y los colorados tienen mayor presencia y suelen replicar sus mensajes críticos con el gobierno de Tabaré Vázquez, los frenteamplistas se han acostumbrado, últimamente, a usar esa herramienta para hacer catarsis y ajustar cuentas entre compañeros.

Por otra parte, desde el MPP y otros sectores de la izquierda se considera que el Frente Amplio necesita un medio de comunicación propio para difundir sus noticias.

"No podemos ser el partido político más grande del país y no tener un espacio radial, televisivo o un diario. El militante tiene que levantarse y tener la visión oficial", dijo la senadora Lucía Topolansky.

El presidente de la Departamental de Montevideo del Frente Amplio, el diputado Carlos Varela (Asamblea Uruguay), cree que "es necesario" que la izquierda "tenga un medio de comunicación para que se escuche su voz" sin depender de terceros.

Pero hay quienes creen, al igual que el exsecretario de Comunicación del Partido Socialista (PS) Marcelo Visconti, que los problemas de la izquierda son bastante más complejos.

"Si tenemos problemas para coordinar una declaración política, ¿te imaginás lo que puede ser coordinar un programa de radio o de televisión con 35 grupos que te piden un espacio para dar su opinión? Puede ser más aburrido que un boletín de campaña electoral, de esos que vienen en un paquete y el ómnibus de línea te los deja tirado al costado de la ruta", dijo a El Observador.

Los senadores del Frente Amplio intentarán que, al menos en su lugar de mayor influencia, esos pronósticos oscuros no se cumplan.

Populares de la sección

Acerca del autor