El gobierno asegurará la libre circulación, dijo ministro Aguerre

Conflicto con los camioneros de carga se filtró en el acto inaugural de la cosecha de arroz
Por Hugo Ocampo, enviado a Rocha

El acto de inauguración de la zafra arrocera realizado en esta jornada en la zona de Cebollatí, en Rocha, estuvo marcado por el conflicto entre los productores y los transportistas de carga, que continúan realizando piquetes para impedir la salida del cereal de las chacras a los molinos.

"El gobierno asegurará la libre circulación de personas, bienes y servicios", remarcó el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre en el discurso de apertura simbólica de la cosecha arrocera.

Luego de señalar que apostaba "a la herramienta del diálogo" para superar el problema, el jerarca remarcó que "ningún país puede detenerse" porque exista un conflicto como el que enfrenta a los productores y la Intergremial de Transporte Profesional de Carga (ITPC).

Durante el acto desarrollado al mediodía en un predio de la zona de Cebollatí, en el corazón arrocero del país, en Rocha, fuentes de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA) dijeron a El Observador que "el conflicto sigue igual", pero en lugar de los 200 camiones detenidos con arroz que había el martes, en la jornada quedaban 80 retenidos si poder entrar a los molinos por medidas gremiales.

Aguerre dijo que "el conflicto es más mediático que real" y reconoció que en el mismo se mezclan "otras cosas", como las demandas por el trabajo informal y zonas donde el combustible es más barato porque llega de contrabando, lo que permitiría aplicar tarifas más bajas que las vigentes.

"Cuando se haga una denuncia, el gobierno fiscalizará y adoptará las medidas que correspondan", desafió el titular del MGAP acerca de esa situación. El ministro reconoció que en la mañana de hoy habló con el presidente Tabaré Vázquez, quien le expresó que "deseaba que el tema no se convirtiera en una alarma pública".

Arroceros preocupados

Por otra parte, el presidente de los arroceros, Alfredo Lago, rechazó en su discurso "la coacción" que ejercen los transportistas con sus piquetes en las rutas y caminos, y descartó que la salida al conflicto sea aplicar una paramétrica para fijar las tarifas de los fletes de carga.

Como se sabe, la ACA sostiene que el traslado del arroz desde el campo a los molinos se hace mediante acuerdos individuales de cada productor con su camionero, y no acepta que exista una tarifa igual para todos.

En su discurso, Lago también mencionó la preocupación del sector arrocero por la falta de competitividad y los altos costos de producción.

Acerca del autor