El hijo del Santo y su pelea por no revelar su identidad

El famoso personaje de lucha libre mexicana protagonizó un juicio para no quitarse su máscara y lo ganó

El Hijo del Santo, un conocido personaje de lucha libre mexicana, hijo del legendario Santo, demandó en 2010 a la empresa Triple AAA (organizadora de batallas de lucha libre) por comercializar un vídeo del luchador sin su consentimiento. Jorge Ernesto Guzmán (nombre real de El Hijo del Santo), exigió 20 mil dólares por la reparación del daño y buscó frenar la venta de la pieza audiovisual, según informa

En el 2012, la demandada Marisela Peña Herrada (que representa a Triple AAA) pidió ante la Justicia que el luchador se quitar su máscara con el argumento de que fue Guzmán y no el personaje de lucha libre el que interpuso la demanda.

La lucha libre mexicana es uno de los espectáculos populares más destacado desde su creación en 1933. Para los enmascarados, revelar su identidad es una de las mayores vergüenzas de su profesión.

Pese a esto, El hijo del Santo accedió a la petición de la representante de Triple AAA mostró su rostro ante el juez. La demandada no quedó conforme y exigió a la Justicia de su país que el luchador se presentara siempre a cara descubierta en las otras diligencias judiciales.

En 2014 la ley mexicana le dio la razón al luchador, pero Peña Herrada logró llevar el juicio a la Suprema Corte de Justicia. Finalmente, luego de casi siete años de litigio, este miércoles se falló a favor de El Hijo del Santo y se le dejó preservar su máscara para este y futuros juzgados, siempre que se identifique previamente ante el juez.

En México, las batallas más importantes de lucha libre ocurren cuando se apuestan las máscaras, es decir, quien pierda debe mostrar su rostro ante el ganador y el resto de los espectadores. Esto supone una humillación para los personajes, ya que según El País, "los héroes no dan la cara porque usan máscaras".


Populares de la sección