El iraní detenido en el Chuy tiene cédula uruguaya

Está en la mira de Brasil por presuntas vinculaciones con actividades terroristas
El viernes pasado un iraní sospechoso de actividades terroristas fue arrestado en el Chuy cuando intentaba cruzar a Uruguay en un ómnibus de turistas con destino a Montevideo. El detenido, de 27 años, tiene documento uruguayo según de acuerdo a la imagen a la que accedió El Observador.

Sin embargo, en el momento en que fue detenido por la Policía Federal de Brasil viajaba sin documentación y no había realizado ningún trámite de ingreso a ese país, de acuerdo a lo informado por El País.

El iraníera seguido de cerca por la Agencia Nacional de Inteligencia (Abin) de Brasil pues sospechaban de su vínculo con actividades terroristas. Según el diario Folha de San Pablo, el iraní llegó a Brasil en marzo, procedente de Uruguay, con un pasaporte iraní, pero recién llamó la atención de las autoridades brasileñas el pasado mes de junio cuando se lo detectó tomando fotografías de la sala de embarque del aeropuerto de Guarulhos (San Pablo). De acuerdo al diario brasileño, el presunto terrorista volvió al mismo lugar y fue detenido por agentes de la policía con quienes discutió. Acusado de desacato, fue detenido y posteriormente puesto en libertad.

Tras este episodio, las autoridades policiales detectaron al iraní tomando imágenes nuevamente en un aeropuerto y la Justicia resolvió emitir un pedido de captura, enviando la imagen de Paykani a todas las terminales aéreas del país y los servicios de inteligencia a cargo de los Juegos Olímpicos.

Vea también: Así reforzó el Ejército los controles en la frontera con Brasil

Tras su detención el pasado viernes en la frontera con Uruguay, los medios brasileños están informando que el Ministerio Público de Brasil emitió un comunicado señalando que sobre el iraní pesa una orden de expulsión por su situación ilegal en Brasil.

"Este es un procedimiento estándar que se utiliza en los casos de las personas sin papeles, sin una visa o residencia en el país", se advierte en el comunicado. Al mismo tiempo, se está informando que el detenido sería trasladado a la ciudad San Pablo, pero las autoridades brasileñas no ha dado más detalles. El diario El País señala que el hombre podría ser expulsado a Uruguay si se comprueba su documentación uruguaya.

Este domingo Subrayado informó que los servicios de inteligencia uruguayos consideran que el iraní -quien tiene residencia en trámite en Uruguay- "no estaría involucrado en temas de terrorismo". En un reporte enviado a las autoridades brasileñas se informó que el iraní declaró ser traductor de profesión.

Control por los JJOO

Un equipo de la Interpol, formado por expertos en antiterrorismo, fue desplegado en Brasil para reforzar la seguridad de los Juegos Olímpicos. Este equipo IMEST (Interpol Major Events Support Team), con base en el Centro de Cooperación de la Policía en Brasilia, no solo tendrá acceso directo e instantáneo a las bases de datos de la organización sino que también podrá intercambiar mensajes urgentes e informaciones esenciales (huellas dactilares, fotos, ADN, fichas de personas en búsqueda) procedentes de sus 190 países miembros, detalló Interpol en un comunicado.

El IMEST cooperará con 255 policías procedentes de 55 países presentes en Río durante la organización de la cita olímpica. Sus bases de datos contienen información de "más de 7.700 combatientes terroristas extranjeros".

Para asegurar las entradas en el país, Brasil está realizando una media de un millón de controles diarios en sus fronteras, utilizando la base de datos SLTD (Stolen and Lost Travel Documents), que contiene cerca de 60 millones de pasaportes robados o perdidos y la base de datos de las personas más buscadas, precisó Interpol. "Gracias a la red internacional de Interpol, las autoridades brasileñas han ampliado el perímetro de seguridad más allá de sus fronteras", explicó Jürgen Stock, secretario general de la organización con sede en Lyon (Francia), citado en el comunicado. "Nadie puede predecir de dónde partirá la próxima amenaza de atentado, por eso es esencial la cooperación internacional", agregó.

El ministro de Defensa brasileño, Raul Jungmann, admitió recientemente que el talón de Aquiles del gigante sudamericano eran los 17.000 km de fronteras que Brasil comparte con 10 países.


Populares de la sección