El jueves se estrena "Rogue one" de la serie Star Wars

La guerra llega a la galaxia
"No es una luna. Es una estación espacial", se sorprendía Obi-Wan Kenobi en una de las escenas más memorables de La guerra de las galaxias, al darse cuenta de que lo que tiene delante es nada menos que la Estrella de la Muerte, el arma más destructiva que el opresivo Imperio Galáctico haya creado jamás.

Durante la apertura de esa película, en el clásico texto introductorio, se explicaba que los Rebeldes opositores al Imperio lograron su primer triunfo en su guerra, al robar los planos de la Estrella de la Muerte.
La historia de ese robo es la que se cuenta en Rogue One, la nueva película de Star Wars, que se estrenará en los cines locales el próximo jueves.

La cuestión es que salvo que uno sea un fervoroso seguidor de la franquicia, es difícil inferir por el título del filme que se trata de una película de Star Wars. E incluso aunque las naves, los soldados imperiales y sus armaduras blancas y la clásica banda sonora de John Williams remitan a la saga, puede ser complicado explicar qué rol juega esta película en la historia.

Rogue One se ubica exactamente en el medio de la línea temporal de la épica historia galáctica, entre los episodios III (el último de la segunda trilogía, estrenado en 2005), y el IV (la película original, de 1977), aunque más cerca narrativamente de esta última, ya que su final se asocia directamente al comienzo de aquella primera creación de George Lucas, quien ya le dio su visto bueno a este inminente estreno, incluso a pesar de ya no ser el propietario de la marca.

De todos modos, y a pesar de la presencia de la Estrella de la Muerte, e incluso del mismísimo Darth Vader, Rogue One será marcadamente distinta de las otras siete películas estrenadas hasta ahora. Promocionada como una película de guerra y no de aventuras al estilo de las restantes, no incluirá ni a los caballeros Jedi, ni los clásicos sables láser, ni tendrá como protagonistas a ninguno de los clásicos personajes, instaurando en su lugar a un nuevo equipo protagónico, liderado por Felicity Jones y Diego Luna.

Rogue One es para Lucasfilm y Disney, un experimento. Se trata de la primera de una serie de "historias de Star Wars", que funcionan por fuera de la trama principal narrada en cada uno de los "episodios", y se trata de historias autocontenidas que, de momento, no tendrán sus propias continuaciones.

El futuro de la galaxia

Episodio VIII. La secuela de El despertar de la Fuerza se estrenará en diciembre de 2017.

Han Solo. El personaje popularizado por Harrison Ford será el eje de esta historia, ambientada en el pasado y que narrará cómo se convirtió en el contrabandista en la primera película. Se estrenará en diciembre de 2018.

Episodio IX. Llegará en 2019 y, de momento, es lo último que Disney confirmó para una de sus franquicias estrella.