El legado de George Martin, un productor artista

Tuvo una influencia fundamental en la música de los Beatles y por ende en la música popular occidental.
Fue compositor, pianista y director de orquesta, pero será siempre recordado por una actividad que, hasta su irrupción, no era más que un trabajo que mezclaba lo técnico con lo administrativo. George Martin cambió para siempre la imagen de lo que es un productor musical. Para ello tuvo una excelente compañía que se gestó -como casi siempre sucede- por obra del azar: Martin fue el productor de todas las grabaciones de los Beatles desde el primer simple Love Me Do de 1962 hasta su último álbum de estudio, Abbey Road, en 1969.

Martin había estudiado piano y oboe después de la guerra (había interrumpido sus estudios para sumarse a la Fuerza Aérea aunque nunca llegó a combatir) y era parte del departamento de música clásica de la BBC, cuando consiguió un trabajo en la compañía EMI. En 1955 fue nombrado manager de Parlophone, un sello menor de la compañía, que no tenía ningún artista importante. Aunque Martin grabó a algunos artistas de jazz, algo de música clásica y música regional de Escocia e Irlanda, su máxima "pegada" fue trabajar con artistas cómicos realizando álbumes humorísticos. Logró trabajos muy exitosos con Peter Sellers, Dudley Moore o Peter Ustinov que cambiaron por completo el perfil del sello. Esos trabajos le permitieron investigar las posibilidades del estudio de grabación. En ese plan editó un simple de música "bailable" hecho con sonidos electrónicos bajo el seudónimo Ray Cathode en 1962.

Tributo a George Martin

La música pop era un interés muy secundario para Martin, pero Parlophone quería tener un grupo de rock en su catálogo. Así llegaron los Beatles, que ya habían sido rechazados por el poderoso sello Decca.
Según recordó varias veces el productor no quedó para nada impresionado con Los Beatles, aunque le gustaron las voces de John Lennon y Paul Mc Cartney. Lo que más le atrajo fue el sentido el humor del grupo con el que conectó enseguida y que terminó siendo uno de los motores de una relación en lo previo bastante improbable.

Martin se dio cuenta enseguida que los Beatles eran una banda distinta, que no tenía un cantante principal, ni un líder y no forzó que el grupo se adaptara al molde preestablecido de las bandas del momento. En 1962 los Beatles hicieron sus primeras grabaciones. El primer simple que contenía Love Me Do fue un éxito. Luego vendría Please, Please Me que convirtió a la banda en un fenómeno popular nunca antes visto. Una de las sugerencias de Martin resultó clave: le sugirió a la banda que cambiara la velocidad del tema, que hasta ese entonces era una balada lenta.

Trabajo en equipo

La tarea existió siempre en la industria musical. El productor era un empleado del sello discográfico que cuidaba que los técnicos y arregladores hicieran bien su trabajo, que los músicos llegaran en hora y no se pasaran del presupuesto establecido. En algunos casos podía decidir añadir o suplantar músicos que no cumplieran con el estándar o dar alguna sugerencia (o imposición) musical.

beatles 1

A inicios de la década de los 60, el músico estadounidense Phil Spector cambió esa imagen siendo al mismo tiempo compositor, arreglador, productor y músico, "usando" a distintos cantantes para llevar a cabo su obra.

La figura de Martin es distinta. Nunca fue parte de los Beatles, no participó en la composición de sus canciones, ni les impuso direcciones musicales o estéticas. Su trabajo se limitó al estudio de grabación. Pero fue fundamental en el sonido de la banda, canalizando de manera única sus inquietudes. Ayudó a que una obra excelente lo fuera aun más, siendo parte importante de un equipo creativo, no su líder.
Martin sumaba una cantidad de conocimientos diversos: era un músico con formación clásica, sabía usar todos los recursos de un estudio de grabación y tenía un gran conocimiento de todos los géneros de la música popular.

Sus aportes fueron muchos. Su manejo de los sonidos orquestales cambió por completo la idea de orquestación en un contexto pop. Basta escuchar los arreglos de cuerdas de varios temas pop de la década del 60 y compararlos con los de Yesterday y Eleanor Rigby (por no mencionar los mucho más experimentales I am The Walrus o A Day in The Life) para darse cuenta de esto. La utilización de una cantidad de recursos "electrónicos", hasta ese momento patrimonio de la música culta, como la manipulación de cintas de grabación, la distorsión del sonido de instrumentos acústicos y el aprovechamiento radical de la grabación multipistas, cambió el concepto de la función del estudio de grabación en la música popular. Las canciones de los Beatles hubieran sido igual de buenas sin él, pero Strawbery Fields Forever, Yesterday, Penny Lane, Lady Madonna, Rain, For No One o Tomorrow Never Knows nunca hubieran sonado como suenan.

beatles 2

Al igual que sucedió con los integrantes de los Beatles y su obra solista, Martin logró trabajos muy exitosos y muy buenos luego de la separación del grupo, pero nunca llegó a los picos creativos logrados con el cuarteto de Liverpool; demostrando que la suma de las partes de ese proyecto único dio un resultado que era muy superior a cada individualidad.

Aunque hacía muchos años que estaba retirado del mundo de la música, la noticia de su muerte, apenó a millones de personas en todo el mundo. Con mayor o menor grado de conocimiento sobre su labor, con emoción y afecto o con distancia profesional, el sentimiento fue uno: habíamos perdido a uno de las personajes fundamentales de la música popular del siglo XX.

Populares de la sección

Acerca del autor

Andrés Torrón