El libro del primer Papa que renunció en 600 años

Benedicto dijo que gobernar la Iglesia Católica no fue su "punto fuerte"

El ya retirado Papa Benedicto XVI dijo que gobernar la Iglesia Católica no fue su "punto fuerte", pero afirmó que mucha gente encontró "una nueva vida en la fe" durante sus ocho años como pontífice. Todo esto, en el marco de la publicación que salió a la venta en Italia.

Se trata del libro titulado Las Últimas Conversaciones; una mirada "nunca antes vista" de las reflexiones de un Papa, en tanto se trata del primero en 600 años en renunciar a su puesto. Está basado en entrevistas con el periodista alemán Peter Seewald, y se publicará en otras partes del mundo, en inglés, a partir del próximo 3 de noviembre.

Algunos extractos fueron publicados en el periódico italiano Corriere Della Serra y en el semanario alemán Die Zeit, y luego fueron difundidos por el National Catholic Reporter (una publicación quincenal católico-romana de los Estados Unidos) y la agencia AP.

"Uno de mis puntos débiles fue quizás mi poca determinación para gobernar y tomar decisiones", admitió el expontífice en el libro. "En realidad, soy más un profesor, alguien que reflexiona sobre las preguntas espirituales. Gobernar no es mi punto fuerte y eso es, ciertamente, una debilidad (...) Pero no me considero un fracaso, durante ocho años hice mi trabajo", señaló.

vaticano.jpg
El papa Francisco abraza al Benedicto XVI en la basílica de San Pedro
El papa Francisco abraza al Benedicto XVI en la basílica de San Pedro

Benedicto dijo que al principio estuvo indeciso sobre su sucesor, el Papa Francisco, pero tardó poco en empezar a admirarlo. Lo llamó "el hombre de la reforma práctica", y destacó que "tiene la habilidad de poner sus manos a la obra en una forma organizada". "Yo sabía que ese no era mi punto fuerte", dijo.

Con 89 años, el Papa también respondió preguntas controversiales que surgieron antes de su retiro en 2013, sobre los casos revelados de abuso sexual y el escándalo de los Vatileaks, que se desencadenó cuando su mayordomo publicó documentos secretos que alegaban corrupción en el Vaticano.

El Papa dijo que nunca fue amenazado, chantajeado o presionado para renunciar, como algunos pudieron haber especulado.

George Weigel, un teólogo católico e historiador papal, dijo al diario Washington Post que la decisión de Benedicto de publicar sus entrevistas es "sorprendente", dado que el libro seguramente reavive la controversia sobre por qué el Papa abdicó a su cargo. "Él dijo que se retiraba a una vida privada de rezos y reflexión", afirmó Weigel. "¿Por qué cambió ese compromiso? ¿En interés de quién es esto? Todo esto me parece muy raro", señaló al diario estadounidense.



Populares de la sección