El manual de Astori que busca, otra vez, convencer al Frente

El ministro de Economía fue escuchado por los dirigentes de la coalición sin cuestionamientos de los sectores más radicales
Con una de sus típicas presentaciones, con tono pausado y apoyado en un Power Point, el ministro de Economía, Danilo Astori, buscó este martes meterse en el bolsillo a los sectores del Frente Amplio que deberán defender en el Parlamento la primera Rendición de Cuentas en que la coalición de izquierda carecerá de mayorías legislativas desde que llegó al gobierno en 2005.

La exposición de Astori ante el Secretariado Ejecutivo del FA, en la que presentó proyecciones sobre el gasto del Estado (ver página 3), fue escuchada en completo silencio por dirigentes de todas las agrupaciones oficialistas con representación parlamentaria y también por algunos representantes de los comité de base, dijeron a El Observador participantes de la reunión.

Tal fue así que el diputado Darío Pérez (Liga Federal), líder de uno de los sectores que más reclamos presentó al gobierno en el último tiempo, destacó la claridad del ministro al finalizar la intervención y pidió distribuir el documento presentado para conocimiento del público en general. Astori hizo un raconto de las inversiones sociales dispuestas por el gobierno del Frente Amplio y defendió la necesidad de seguir aplicándolas, se refirió a las dificultades que enfrenta la región y usó la palabra "mesura" para proponer un aumento del gasto moderado.
El ministro advirtió que, "por primera vez", Argentina y Brasil enfrentan, simultaneamente, una situación económica crítica.
Si bien Astori se encamina a asegurarse el apoyo oficialista en la próxima Rendición de Cuentas, en la izquierda hay organizaciones que continúan con la presión al equipo económico para alcanzar la promesa electoral de llevar el presupuesto educativo hasta 6% del Producto Interno Bruto (PIB).

El comité central del Partido Comunista (PCU) y el del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) evaluarán las proyecciones del gobierno este fin de semana.

Esos sectores insisten desde el año pasado con elevar la tasa del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE). En tanto, la Liga Federal impulsaba, y finalmente logró, que se le ponga impuesto a los premios de los juegos de azar y que la Banca de Quinielas tribute IRAE. De todos modos, el diputado del PVP Carlos Coitiño tomó con mesura la presentación de Astori. En diálogo con El Observador recordó que las proyecciones deben ser comparadas con el acuerdo de prioridades programáticas alcanzado en marzo entre el Poder Ejecutivo y el Frente Amplio.
Allí fue señalada la preferencia presupuestal para áreas como la educación, el sistema de cuidados, la salud y la seguridad.
Por otra parte, el exministro de Desarrollo Social y asesor del PIT-CNT, Daniel Olesker, sostuvo que "para poder mantener el desarrollo social" el Estado "requiere nuevos recursos y por ende una reforma tributaria de segunda generación concentrado en el stock del capital acumulado", según las conclusiones de un documento publicado en el portal de la publicación Mate Amargo.

En su trabajo, Olesker puso énfasis sobre la promesa electoral de alcanzar el 6% del PIB para el presupuesto educativo. "El aumento de recursos necesario para los próximos tres años es de casi US$ 2 mil millones, es decir U$ 663 millones por año", sostuvo.

Populares de la sección

Acerca del autor