"El MPP tiene cosas para ocultar"

El extupamaro viaja mañana a España y anuncio que demandará al Estado uruguayo que lo procesó, según entiende, en forma "indebida"
Amodio Pérez: "El MPP tiene cosas para ocultar en democracia"

El exguerrillero tupamaro, Héctor Amodio Pérez, habló en El Observador TV acerca de los motivos por los que el Movimiento de Participación Popular (MPP) se opuso a investigar en el Parlamento el trabajo de inteligencia de las FF.AA. en democracia.

"El MPP tiene cosas para ocultar en democracia", sentenció.

Amodio explicó que "se pretendió montar en democracia una organización armada, pero ya no era el MLN. Se formó otro grupito que se llamaba coloquialmente la Micro y que respondía a la vieja cúpula del MLN", señaló.

Además aseguró que "hay muchas personas que podrían aportar datos, gente que está en actividad a nivel sindical y político".

El extupamaro, Héctor Amodio Pérez, finalmente dejará Uruguay, al menos por unos cuantos días. Se irá mañana a España con permiso de la Suprema Corte de Justicia y viajará con el pasaporte europeo que este año le renovó la embajada española.

Ese país le sigue reconociendo la identidad con la cual dejó Uruguay en 1973, luego de pactar con la dictadura. En su pasaporte figura el nombre de su otra identidad: Walter Salvador Correa Barboza.

"Del pacto (con los militares) no me puedo arrepentir. Ese pacto me salvó la vida, yo estaba condenado por un hecho falso. A mi no me quedaba otra alternativa", dijo Amodio Pérez ayer El Observador TV.

Luego de 40 años en el anonimato, el exdirigente Tupamaro llegó a Uruguay en agosto de 2015 con la intención presentar su libro y "limpiar su nombre" ante el relato construido por sus excamaradas que lo califican de "traidor".

"Pensaba estar tres días", contó ayer en su domicilio del Buceo antes de la entrevista. Cuando llegó al país fue detenido, la Justicia lo procesó, estuvo en Cárcel Central y luego en prisión domiciliaria por lo que se fue a vivir con su hermana.

"Para ella debió ser bravo encontrarse con esta situación", agregó. "Nos costó reencontrarnos, pero somos hermanos", respondió. Así volvió a la casa de la calle Regimiento 9, en Brazo Oriental, donde se crió. Después se mudó al Buceo donde está hoy.

¿Confía en la justicia uruguaya?, le preguntó el periodista Leandro Gómez. "Plenamente" respondió.
De todas formas, afirmó que "un sector de la justicia se dejó presionar por el ambiente periodístico y político" cuando él volvió.

¿Va a demandar al Estado?. "No me queda otra". "Tuve una prisión indebida. Y un procesamiento indebido. Me ha costado a mi y a mi familia. Yo no le estoy costando al Estado uruguayo un solo peso. Pago los gastos de donde vivo", remarcó.

Amodio no responde cuando le preguntan si teme que lo maten., pero aclara que tomó "algunas precauciones".

Amodio Pérez dice que a pesar que el MLN lo había sentenciado a muerte, no cree que lo hayan ido a buscar a Europa. Es más, piensa que capaz dijeron eso para ocultar "muchísimos gastos" que no se podían justificar en las cuentas de la organización guerrillera.

En el camino en auto desde su casa mientras va a la entrevista con El Observador TV, Amodio Pérez recordó que en avenida Uruguay y Fernández Crespo, (que antes se llamaba Sierra), había un almacén Manzanares que en época de vender bacalao no se podía pasar por el olor que había. También por esa zona iba a comprar a una quesería que hoy tampoco existe.

Retorno

El 15 de enero tiene que volver a Uruguay y asegura que lo hará. De lo contrario sería echar por tierra todo el esfuerzo hecho en este tiempo –dice– y todo lo conseguido para contar su versión.

Luego de terminar el proceso judicial al que está sometido, tiene previsto armar una ONG con un grupo de "excompañeros" para trabajar con niños y madres solteras.

Ese proyecto lo mantendrá viajando entre Montevideo y Madrid.

Asegura que no tiene dinero y que lo mantiene su familia.

"¿Se arrepiente de haber venido?". "No, bueno, al principio si, cuando vi que esto llevaba mal color.
Pero visto los resultados obtenidos estoy plenamente satisfecho, he reivindicado mi nombre, estoy dando vuelta la historia oficial del MLN y poco a poco se irán conociendo más datos para que se compruebe que la historia de los últimos 60 años de Uruguay es una tramoya increíble".

Que el documento suyo con el sello de Migración lo haya publicado ayer el diario La República puede ser "una maniobra de distracción" reflexionó.

En ese medio, el senador Ernesto Agazzi (Frente Amplio) opinó que "es grave" el criterio utilizado por la Suprema Corte de permitirle salir del país con otro nombre. "Es bastante ridículo esto para la historia jurídica del país", afirmó.

Amodio Pérez no la dejó pasar y dijo que el senador del MPP "está señalado por mucha gente del MLN" y sin querer entrar en detalles sobre ese particular, comentó que Agazzi está acusado de haber hecho lo mismo de lo que se le acusa a él.

Amodio Pérez fue acusado de "señalar" gente en la dictadura para ser detenida por los militares.
Eso lo negó y reconoció que "marcó" lugares que ya habían sido allanados.

En este año que estuvo en Uruguay, Amodio Pérez envió varios mensajes a la vieja cúpula tupamara para debatir en público pero nadie se le acercó.

La senadora Lucía Topolansky había dicho que para ella, Amodio "es un hombre muerto". Tampoco ningún militar se le arrimó, porque "se queman" dijo el extupamaro a El Observador.

En la charla insiste en que no traicionó a nadie. "El traicionado fui yo". "Fui acusado falsamente, pero como era el disidente máximo era necesario liquidarme políticamente", opinó.

Espionaje

Para Amodio Pérez, que está disconforme con lo hecho por los gobiernos del Frente Amplio, la izquierda igual puede volver a ganar porque la oposición "tampoco ofrece mucho".

El Observador TV le consultó sobre los archivos Castiglioni y la actividad de inteligencia en años de democracia. El exguerrillero no se inmutó al responder que "ese el trabajo de los servicios, sino, no tendrían razón de existir".

Afirmó que los servicios de inteligencia "no se rigen por las leyes generales del Estado, se rigen por la conveniencia política de los gobiernos de turno". "Por lo general son autónomos, aunque duela y aunque sea peligroso", afirmó quien comandó una de las columnas más activas del MLN.

El MPP se opuso a investigar en el Parlamento el trabajo de inteligencia de las Fuerzas Armadas a partir de 1985.

Amodio Pérez no dudo en afirmar que "el MPP tiene cosas para ocultar en democracia". Luego explicó que "se pretendió montar en democracia una organización armada, pero ya no era el MLN. Se formó otro grupito que se llamaba coloquialmente la Micro, y que respondía a la vieja cúpula del MLN".

Además, aseguró que "hay muchas personas que podrían aportar datos, gente que está en actividad a nivel sindical y político".

Actualmente, Amodio Pérez está leyendo el libro "Sangre y Barro", del autor Leonardo Borges, que según dijo refiere a "cómo los uruguayos nos cortamos el cuello mutuamente desde antes de la independencia para acá". "Eso también termina con el mito de que somos todos civilizados en Uruguay", dijo el extupamaro, que apronta las valijas para irse a España a pasar las fiestas con su familia.





Populares de la sección

Acerca del autor