El Nobel volvió a premiar a los teóricos de la microeconomía

Hart y Holmström fueron reconocidos por la teoría de los contratos

El británico-estadounidense Oliver Hart y el finlandés Bengt Holmström fueron galardonados ayer con el premio Nobel de Economía por sus investigaciones sobre los contratos, una teoría con múltiples aplicaciones en diversos ámbitos. De esta manera, por tercer año consecutivo, la Academia real de ciencias de Suecia premió a microeconomistas.

Los dos economistas "han desarrollado la teoría de los contratos, un amplio marco de análisis de los múltiples aspectos del contrato, como la remuneración de los directivos basada en sus resultados, las franquicias, los copagos en los seguros, o la privatización de las actividades del sector público", explicó el jurado del Nobel.

Oliver Hart, nacido en 1948 en Londres, obtuvo su doctorado en la universidad estadounidense de Princeton en 1974. Actualmente enseña Economía en Harvard.

Bengt Holmström, nacido en 1949 en Helsinki, es diplomado por la universidad californiana de Stanford y enseña en el Massachusetts Institute of Technology (MIT).El académico es miembro extranjero de la Academia real de ciencias de Suecia, que entrega el premio Nobel de Economía.

El tema de estudio de los premiados es quizá menos masivo que las grandes cuestiones de crecimiento, desempleo o pobreza, por lo que no figuraban en los pronósticos. Pero ambos tuvieron el mérito de dar nacimiento "a un fértil terreno de investigación fundamental", precisó el jurado: Holmström desde finales de los años setenta, y Hart en la década siguiente.

"Gracias a la investigación de Oiver Hart y Bengt Holmström, tenemos ahora los instrumentos para analizar no solamente los términos financieros de los contratos, sino también la prestación contractual de los derechos de control, de los derechos de propiedad y de los derechos de decisión entre las partes", explicó la Academia real de ciencias.

Múltiples aplicaciones

Entre los temas a los que han aportado luz, según la Academia, plantean estos interrogantes: "Los suministradores de servicios públicos como escuelas, hospitales o prisiones ¿deben pertenecer al (sector) público o privado? Los profesores, el personal de sanidad, los guardias de las cárceles ¿deben recibir un salario fijo o indexado a sus resultados? ¿En qué medida los directivos de empresas deben ser remunerados a través de primas o de 'stock-options'?"

A esta última pregunta, esencial en el debate político actual, Holmström respondió con prudencia. "Mis teorías no toman posición al respecto [...] Mi punto de vista personal es que (los contratos de directivos de empresas) son demasiado complicados hoy, y por otro lado lo que ha mejorado estos últimos años es (...) que (estos directivos) no logran todo en un período muy corto, lo logran a lo largo del tiempo", afirmó.

Con la distinción de este año, el jurado aumentó la brecha entre EEUU y el resto de los países como origen de los premiados con el Nobel de Economía, con 56 laureados –incluidos los binacionales– sobre un total de 78.

El premio de economía, oficialmente "premio del Banco de Suecia de ciencias económicas en memoria de Alfred Nobel", es el penúltimo de esta temporada Nobel, después de los de medicina, física y química anunciados en Estocolmo, y el Nobel de la paz anunciado el viernes pasado en Oslo. El nombre del galardonado con el Nobel de literatura se anunciará el jueves.

Cada premio Nobel consiste en un diploma y en un medalla de oro, así como un cheque de ocho millones de coronas (equivalentes a US$ 928 mil). Los galardones se entregarán el 10 de diciembre en Estocolmo. (AFP)

Los últimos 10 premios

2016  Oliver Hart (Reino Unido/EEUU) y Bengt Holmström (Finlandia) por sus aportes a la teoría de los contratos.

2015  Angus Deaton (Reino Unido/EEUU) por sus estudios sobre el consumo, la pobreza y el bienestar.

2014  Jean Tirole (Francia), por su análisis del poder del mercado y de su regulación.

2013  Eugene Fama, Lars Peter Hansen y Robert Shiller (EEUU), por sus trabajos sobre los mercados financieros.

2012  Lloyd Shapley y Alvin Roth (EEUU), por sus trabajos sobre la mejor manera de adecuar la oferta y la demanda en un mercado, con aplicaciones en las donaciones de órganos y la educación.

2011  Thomas Sargent y Christopher Sims (EEUU), por trabajos que permiten entender cómo acontecimientos imprevistos o políticas programadas influencian los indicadores macroeconómicos.

2010  Peter Diamond, Dale Mortensen (EEUU) y Christopher Pissarides (Chipre/Reino Unido), por su contribución al análisis de los mercados en los que la oferta y la demanda tienen dificultades para acoplarse, especialmente en el mercado de trabajo.

2009  Elinor Ostrom y Oliver Williamson (EEUU), por sus trabajos que muestran que la empresa y las asociaciones de usuarios son a veces más eficaces que el mercado.

2008  Paul Krugman (EEUU), por sus trabajos sobre el comercio internacional.

2007  Leonid Hurwicz, Eric Maskin y Roger Myerson (EEUU), por sus trabajos basados en los mecanismos de intercambio destinados a mejorar el funcionamiento de los mercados.


Teoría de los contratos y sus aplicaciones

La teoría de los contratos, desarrollada por los dos ganadores del premio Nobel de Economía, Oliver Hart y Bengt Holmström, puede ser aplicada a negociaciones tan diversas como las concesiones de rutas, salarios de altos ejecutivos o los contratos de trabajo, con el objetivo de comprender las "imperfecciones".

"La teoría de los contratos se usa todos los días. Esto parece abstracto, pero tiene repercusiones muy importantes", confirmó a AFP Thomas-Olivier Léautier, profesor de la Escuela de Economía de Toulouse (Francia) y autor de una tesis dirigida por Holmström y por Jean Tirole, ganador del Nobel en 2014.

En el núcleo de sus investigaciones están los problemas para elaborar "contratos" entre el Estado, las empresa o incluso en los acuerdos en los cuales intervienen individuos.

Contratos imperfectos
El trabajo de Hart ayuda a entender qué compañías deberían fusionarse y la mezcla correcta de financiación, además de cuándo deberían ser de propiedad pública o privada instituciones como las escuelas.

Según Hart, los contratos son forzosamente "imperfectos", debido a imprevistos que no pueden ser incorporados "ex ante" por las partes. De ahí el término "contratos incompletos".
"Hay cosas que uno no puede anticipar", y que por ende no pueden "ser escritas en los contratos", explicó Stéphane Saussier, profesor de Economía de la parisina Sorbona. "Esto implica que haya que renegociar las relaciones contractuales" durante el camino, agregó.
Por ejemplo, los contratos de concesión de rutas se enfrentan a imprevistos como la evolución del tráfico, por lo que de manera regular deben ser renegociados por el Estado.

Primas para empleados
Holmström, por su parte, se interesó en los contratos de trabajo, y especialmente en los temas de remuneración, desarrollando que hay tres factores que entran en juego: "la asimetría de información", las "incertitudes" y las "divergencias de intereses".

La teoría aporta aristas interesantes; por ejemplo, cómo abordar un sistema de indexación del sueldo del presidente de una empresa petrolera al rendimiento. Otro ejemplo en el ámbito laboral, son los incentivos, que no pueden ser adaptados a las profesiones en las cuales los empleados ejercen "multitareas", como los policías, ya que si se entregan regalías por la cantidad de casos resueltos, los agentes podrían verse tentados a dejar de dedicar tiempo a actividades como la prevención. Las investigaciones de Holmström "permitieron formalizar cosas que no habían sido regladas hasta ahora", destacó Léautier.

Uno de los casos son las reflexiones aportadas por los expertos sobre la forma en la que se utilizan las opciones sobre acciones para remunerar a los ejecutivos en las empresas. Estos incentivos han sido progresivamente reemplazados por "acciones por rendimiento", que toman en consideración la situación futura de la empresa.

"Gracias a la investigación de Oliver Hart y Bengt Holmström, tenemos ahora los instrumentos para analizar no solamente los términos financieros de los contratos, sino también la prestación contractual de los derechos de control, de los derechos de propiedad y de los derechos de decisión entre las partes", explicó la Academia. (AFP y Reuters)





Populares de la sección