El padre Cacho inicia el camino para ser santo

El cardenal Daniel Sturla anunció que fue declarado Siervo de Dios, el primer paso del proceso
Esta mañana en el programa Alegría del Evangelio, que se emite todos los domingos por Radio Oriental, el cardenal Daniel Sturla anunció que el padre Cacho fue proclamado como Siervo de Dios por la Iglesia Católica.

Este es el primer paso en el camino de beatificación para este sacerdote y se suma a la lista de uruguayos en este viaje: las beatas Francisca Rubatto, Consuelo y Dolores Aguiar Mella, el Venerable Jacinto Vera y el Siervo de Dios Walter Chango.

Isidro Alonso nació en 1929, pero fue más conocido como el padre Cacho. "Él se metió a vivir en los barrios más pobres. Allí pudo darle dignidad a todas esas personas con su presencia humilde y cercana, promoviendo su desarrollo", afirma Sturla en un video publicado por la Iglesia Católica de Montevideo.

En él, el Arzobispo de Montevideo explica que hace poco se inició una investigación sobre la vida de este sacerdote y el material relevado fue presentado a el Vaticano, que dio su aprobación. "Entonces, a partir de ahora al padre Cacho lo podremos llamar Siervo de Dios".

Uno de los hechos relevantes de la vida de servicio del padre Cacho fue su mudanza permanente a un rancho de lata en el barrio de Casavalle, a fin de poder sentir y vivir en carne propia las complicadas situaciones que aquellos a quien dedico su vida a ayudar vivían día a día.

A su vez, fue uno de los primeros en utilizar el término "clasificadores de basura" para hablar de las personas que se dedicaban a esta labor en carros tirados por caballos, que por aquel entonces eran conocidos como "requecheros". "Jesús vive allí, que habla su idioma y se sienta a su mesa", decía recurrentemente. Su cuerpo, al morir en 1992, fue llevado en un carro hasta el cementerio y acompañado por aquellos a quienes había dedicado su vida.


Embed


Fuente: Iglesia Católica de Montevideo

Populares de la sección