El paisaje cotidiano según Marimekko

Si hay una marca que claramente se identifica con el diseño escandinavo y es objeto de culto a nivel mundial es, precisamente: Marimekko.
La compañía de origen finlandés, con base en Helsinki tiene en su haber geniales contribuciones al panorama del diseño textil y de la moda, ya desde los años ´60. De hecho no cesan incluso ahora las referencias permanentes, desde las más sutiles hasta las copias flagrantes al estilo de la casa, perpetuando un legado de amplia trascendencia mediante los miles de aplicaciones de sus productos, en diversos usos.
 
Su sello distintivo son los estampados simples y llamativos, con patterns de colores alegres, líneas simples, usados en vestimenta, decoración, papeles y un sinfín de aplicaciones más.
 
Fundada en 1951 por Vilo y Armi Ratia que se consagraron como los emprendedores finlandeses más grandes de la historia partiendo de una fábrica de confecciones, tuvo su primer highlight en una exhibición en la tienda Rinascente de Milan, bajo su entonces director creativo, Giorgio Armani. 
 
Hacia 1960, cruzaron a USA gracias a Jackie Kennedy, que los hizo famosos del otro lado del océano gracias a haber usado ocho de sus vestidos en la campaña presidencial.
 
A partir de allí comenzaron varias colaboraciones (algunas duran hasta hoy en día) con empresas como Crate and Barrel, Ikea, etc.
 
Para 1965 la empresa contaba con 400 empleados y abarcaba todo el espectro de decoración de una vivienda: tapiceria, juguetes, líneas de vajilla y miles de objetos más.
 
Dos diseñadores, Vuokko Nurmesniemi con rayas y  Maija Isola con florales, crearon miles de patterns que hicieron posible el reconocimiento y expansión mundial de la firma.
 
Sin embargo y luego de varios vaivenes globales, hacia 1985 y estando al borde de la bancarrota, fue comprada y vendida hasta llegar a las manos de Kirsti Paakkanen, quien modificó el modelo de negocio y lo rescató financieramente, hasta incluso cuadruplicando ganancias. El caso, estudiado en Harvard, rescata los 64 millones de euros de ganancia  15 años después de la compra en 1991.
 
Hoy en día tienen casi 100 tiendas alrededor del mundo. Otra referente de estilos, Carrie Bradshaw, lució modelos y estampados en la serie Sex and the city, extendiendo el sello de cool a los patterns nórdicos.
 
El dibujo Poppy" de margaritas coloreadas es el sello distintivo que se ha replicado, además de sus textiles y ropa, a zapatillas Converse o zapatos de Manolo Blahnik, autos,  electrodomésticos y varios soportes más. 
 
Entre ellos, los de mayor escala pueden ser los Airbus A340 de la Aerolínea Finnair, que desde el 2013  tienen los sets de estampados "Marimekko para Finnair" en vajilla ,  textiles y el icónico "Unikko" estampado floral de Maija Isola, en los fuselajes de las naves. Un tema de identidad nacional, no es poca cosa.
 
Si alguien se pregunta como algo tan alegre y colorido puede salir de un contexto climático frío y oscuro, la respuesta es justamente que mediante el color se agrega luminosidad y calidez a los espacios, algo que cumple cabalmente esta firma.
 
"Estar presentes en el quehacer cotidiano y la vida de la gente, y hacer realidad los sueños. Nada más ni nada menos. Esa es la visión para el futuro de Marimekko"  dijo Armi Ratia.
 
Pueden ver más fotos de moda, locales, wallpapers y decoración de marimekko  en este link
 

Comentarios

Acerca del autor