El palacio de Enrique VIII celebró primera misa católica en 450 años

La celebración se realizó en el lugar en que se produjo el cisma anglicano
La capilla real de Hampton Court, el palacio del monarca inglés Enrique VIII al sur de Londres, celebró ayer por primera vez en 450 años una ceremonia litúrgica según el rito latino de la Iglesia católica.

El cardenal Vincent Nichols, arzobispo de Westminster y líder de la Iglesia católica en Inglaterra y Gales, ofició una ceremonia inédita desde que se produjo el cisma anglicano, la emancipación británica de la autoridad papal en el siglo XVI.

Al singular servicio de vísperas, en la capilla del rey que propició la ruptura con Roma para obtener la anulación de su matrimonio con Catalina de Aragón, asistió asimismo el obispo anglicano de Londres, Richard Chartres.

La ceremonia estuvo dedicada a San Juan Bautista, el santo al cual estaba destinada la capilla original en cuyo emplazamiento se levantó hace cinco siglos el opulento palacio de Enrique VIII, diseñado por el cardenal Thomas Wolsey.

El acto fue organizado por las fundaciones británicas Genesis Foundation y The Choral Foundation, dedicadas a conservar el patrimonio y la herencia británica.

Antes de la celebración litúrgica, el cardenal Nichols y el obispo Chartres mantuvieron un diálogo en el Gran Salón del palacio en el que desarrollaron el tema de las relaciones entre "la fe y la corona".

"El diálogo interconfesional es muy necesario en estos tiempos convulsos. Necesitamos reconocer que los aspectos que nos unen son más que aquellos que nos separan", señaló en un comunicado John Studzinski, presidente de la fundación Genesis.

"Por ese motivo estamos encantados por promover que las iglesias católica y anglicana se embarquen en un diálogo en un emplazamiento con una historia tan exuberante", dijo Studzinski, para quien la ocasión quedará reflejada "en los libros de historia".

Los elementos musicales de la ceremonia estuvieron bajo la responsabilidad del director británico Harry Christophers y los conjuntos The Sixteen y Genesis Sixteen.

El repertorio de ambas orquestas rindió tributo a la historia religiosa de la capilla real de Hampton Court con piezas como Magnificat, del compositor inglés Thomas Tallis (1505-1585) y Salve Regina, de William Cornysh (1465-1523).

Fuente: EFE

Populares de la sección