El PIT-CNT hará dos paros en dos semanas

La central obrera rechazó el decreto de esencialidad por ANCAP y presentará una denuncia ante la Organización Internacional del Trabajo

"Estamos en conflicto con el Poder Ejecutivo", anunció el secretario general del PIT CNT, Marcelo Abdala, luego de la reunión de este viernes de la Mesa Representativa que decidió aumentar la presión sobre el gobierno. Esa expresión marcó el estado de ánimo de los dirigentes gremiales que están molestos con el gobierno por el decreto de esencialidad para ANCAP.

Por eso, al paro parcial previsto para el miércoles próximo se sumará otro la semana siguiente el jueves 29, de 9 a 12 horas. Asimismo, el viernes 23 se volverá a reunir la Mesa Representativa para evaluar impulsar otro paro de carácter nacional y de 24 horas días después.

Además, la central obrera, que rechazó el decreto de esencialidad que permitió que se retomara la distribución de combustibles, abrió la puerta para presentar una queja ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En Ginebra, ciudad sede de la OIT, está actualmente el presidente del PIT CNT, Fernando Pereira.


"La opinión unánime del movimiento obrero es rechazar en términos contundentes el decreto de esencialidad", dijo Abdala a la prensa y también rechazó las sanciones de 30, 60 y 90 días que se aplicó a algunos trabajadores a partir del decreto presidencial que se aplicó esta semana en medio de un conflicto con los funcionarios de la petrolera estatal.

La central obrera advirtió que hay un "discurso hostil" en la opinión pública contra ANCAP y las empresas públicas.

"Siempre se aprieta por el lado más fino". "Los camioneros no cargaron combustible el sábado y se le carga las tintas a los trabajadores" como responsables del problema en el suministro de nafta. "Los trabajadores dejaron las guardias que pidió el directorio. Entonces para qué la esencialidad", expresó Abdala a los medios.

Dijo que el decreto de esencialidad "es una herramienta de dudosa procedencia". "Las posibilidades de aplicar ese decreto viene de la época del pachequismo y el propio decreto hace referencia a normas de dudosa legitimidad y se usa contra el legítimo ejercicio de huelga de los trabajadores", afirmó el dirigente.

"Un decreto de esencialidad contra una huelga, si eso no es antisindical, no lo es nada", afirmó Abdala.

Abdala también acusó al directorio de ANCAP de iniciar una "reforma unilateral" de la empresa "violando la ley de negociación colectiva".

Al ser consultado sobre si los paros son en defensa de ANCAP o de Raúl Sendic -el hoy vicepresidente de la República que estuvo al frente de la petrolera- Abdala aclaró que él siempre habló de ANCAP. "Sendic es lo suficientemente grande como para defenderse solo", concluyó el dirigente.


Populares de la sección