El precio del tomate cayó más de un 80%

El beneficio para el consumidor, que llegó a pagar $ 160 el kilo, supone ahora un daño relevante para el productor
Solo un mes después que el precio del tomate llegó en algunas bocas de comercialización a $ 160 el kilo, el consumidor lo encuentra hoy a $ 30, y en algunos casos incluso a menos. El ingreso masivo de tomate al mercado explica ese cambio.

Tras la baja oferta en el inicio de la primavera, que determinó la necesidad de importar, ahora se soporta un escenario en el que por factores productivos se apuraron las etapas de maduración en las plantas, incrementándose la oferta en todos los calibres y generando la existencia de un precio muy deprimido para los productores, en consecuencia beneficioso para el consumidor.

Solamente durante la última semana evaluada en el Observatorio Granjero del Mercado Modelo, en su informe semanal de precios e ingresos se detectó una caída en el precio del tomate redondo de 35,7%; los valores promedio a nivel mayorista descendieron de $ 25 a $ 28 por kilo a $ 15 a $ 18.

Italo Tenca, directivo de la Asociación de Granjeros de Salto y delegado por los productores del norte del país ante la Junta Nacional de la Granja, precisó ayer a El Observador que estos nuevos precios son totalmente adversos para el productor, a tal punto que el caso más extremo es el de productores que en la liquidación apenas recibieron $ 70 por la plancha de 10 kilos.

Se aceleró la maduración en las plantas y se incrementó notoriamente la oferta de tomate al mercado.

Actualmente se obtiene en promedio $ 250 por plancha para el de mejor calidad, lo cual igual establece números en rojo.

Señaló luego que el extremo opuesto tampoco es bueno, aludiendo a cuando se llegó a recibir $ 1.200 por plancha en el pico de faltante de tomate en octubre.

El precio de equilibrio, con el cual el productor cubre los gastos y obtiene rentabilidad, es alrededor de $ 400 por plancha.

Si al productor le ofrecen que firme para cobrar esos $ 400 todo el año por su producción seguro lo acepta, comentó Tenca.

La situación, que ni siquiera tiene salida por el lado industrial dado que las fábricas que procesan tomate tienen stock suficiente, tal vez se normalice en diciembre cuando el productor reciba unos $ 350 por plancha.

Populares de la sección

Acerca del autor