El presente del consumo literario: los "bookstagrammers"

Los jóvenes que suben imágenes de sus libros a Instagram fueron las estrellas de la Feria del Libro de Buenos Aires

La literatura juvenil dejó de ser el único lugar para preadolescentes y adolescentes en la industria del libro. Así lo demostró la Feria del Libro de Buenos Aires, que, en su 42º edición, realizó un encuentro de bookstagramers, jóvenes apasionados por las páginas que exhiben sus preferencias o lecturas actuales a través de Instagram.

Además de realizar un panel al respecto, la Feria presentó el premio Bookstagrammer, con Maximiliano Pizzicotti (@thxboywthebooks), de 16 años, como el ganador. "Esto es como el antiguo boca en boca", sostuvo a La Nación Cristina Alemany, coordinadora de las actividades juveniles de la feria. "Es una amplia comunidad de lectores, globalizada, que da una opinión subjetiva y emotiva sobre un libro. Eso se transmite, se debate, se discute".


Según agregó Alemany, "gran parte de la producción editorial de los últimos años la ocupa este segmento amplio, que abarca de los 13 a los 25 años, por lo que resulta imposible quedarse de brazos cruzados".

Junto a los booktubers, que plasman sus opiniones en videos de Youtube, los bookstagrammers son la última tendencia en el consumo de la literatura juvenil, con imágenes que pueden o no estar acompañadas de descripciones o críticas. En su caso, la imagen es la protagonista.

Populares de la sección