El Reino Unido se juega en las urnas el futuro del continente

Votación histórica sobre la permanencia o no en la Unión Europea
El Reino Unido enfrenta hoy una histórica jornada electoral donde sus ciudadanos deberán resolver si continúan en la Unión Europea (UE) o si rompen con ese bloque. La votación, que se espera pareja y refleja un alza del populismo en Europa y Estados Unidos, dará forma al futuro del viejo continente y de Occidente en general.

En una campaña marcada por las advertencias de un desastre económico si el Reino Unido deja la UE y de una inmigración incontrolada si permanece, las encuestas presentaron un cuadro contradictorio de la opinión pública en una nación profundamente dividida.

Aunque sondeos publicados el lunes por el diario Daily Telegraph y otro de la consultora OBR dieron una ligera ventaja a los partidarios de seguir en la UE y cifraron los indecisos en más de un 10%, el estrecho margen registrado en las consultas de opinión pública hacen que el resultado sea incierto.

Ayer dos nuevas encuestas, una del instituto Opinium y otra de la empresa TNS, dieron a los partidarios de romper con Bruselas una pequeña ventaja.

El sondeo de Opinium, realizado entre 3.011 británicos consultados por internet, da un 45% de intenciones de voto al Brexit –acrónimo de British exit (salida británica)–, 44% para los pro-UE y un 9% de indecisos. El segundo sondeo, de TNS, da un 43% a los pro-Brexit, un 41% a los pro-UE y un 16% de indecisos.

Nunca antes un país abandonó la UE desde el nacimiento del proyecto europeo en la década de 1950, cuando todavía quedaban escombros de la Segunda Guerra Mundial y la mitad del continente vivía en dictaduras. En la actualidad la Eurozona está integrada por 28 países democráticos.

El Reino Unido se sumó a la alianza en 1973, pero ya en 1975 celebró un primer referéndum para acallar a los euroescépticos, con victoria de la permanencia. Hoy enfrenta otro, que difícilmente zanjará el debate.

Según lo dicho durante la campaña, la salida británica podría hundir la libra y las bolsas, permitir el abandono de otros países, acabar con la carrera política de David Cameron, atizar las demandas de los independentistas escoceses y de los republicanos norirlandeses, y dejar en el limbo a millones de inmigrantes europeos en el Reino Unido y de británicos en la UE.

La salida de la UE provocaría "un choque económico" especialmente doloroso para las pequeñas empresas, dijeron 1.300 dirigentes empresariales, entre ellos 51 de las 100 compañías que integran el índice FTSE de la bolsa de Londres, según una carta publicada en el diario The Times.

Para quienes desean salir, sin embargo, la ruptura con Bruselas permitiría al Reino Unido reverdecer su tradición, dejar de aportar dinero a otros países, devolverle a su ámbito natural –el mundo anglosajón–, frenar la inmigración y, usando su mantra, "recuperar el control del país".

Impredecible

"Está muy cerrado, nadie sabe lo que va a pasar", dijo ayer el primer ministro británico y líder de la campaña por permanecer en el bloque, David Cameron, al Financial Times. El jerarca, cuya apuesta personal por convocar al referéndum y defender a la UE podría costarle el cargo en caso de derrota, recordó una vez más que la decisión sería "irreversible".

La votación de hoy llega sólo una semana después de que el asesinato de la diputada pro-UE, Jo Cox, sacudió al país, lo que planteó una polémica sobre el tono de una campaña que se volvió cada vez más polarizada.

En el último gran debate antes del referendúm, el nuevo alcalde de Londres, Sadiq Khan, acusó el lunes a Boris Johnson, principal líder de la campaña por una salida británica de la UE, de organizar un "proyecto de odio" y de explotar los temores sobre la inmigración para avivar las opiniones contra el bloque.

"Este jueves (por hoy) puede ser el día de la independencia de nuestro país", sostuvo Johnson, visto como uno de los principales candidatos para reemplazar a Cameron si gana la opción a favor del "Brexit".

Johnson, el predecesor conservador de Khan en la alcaldía de Londres, dijo que la campaña rival sólo habla de miedo y está "ensuciando" al Reino Unido.

Desde el asesinato la semana pasada de la diputada Jo Cox, que estaba a favor de seguir en la UE, algunas encuestas dieron una ligera ventaja a esa opción, aunque dentro del margen de error. Sin embargo, en las semanas previas el Brexit se ubicaba al frente en las encuestas, también por poco margen.

En cualquier caso, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, advirtió que no habrá ninguna concesión más al Reino Unido después del referéndum. "Los políticos y electores británicos tienen que saber que no habrá ningún tipo de renegociación", dijo Juncker en una conferencia de prensa.

Resultados mañana

El resultado oficial se dará a conocer mañana de mañana como temprano, pero los resultados parciales y las cifras de asistencia a las urnas de los 382 centros de escrutinio serán anunciados hoy a la medianoche.

Fuente: Agencias

Populares de la sección