El sector logístico va tras una política de Estado

El sector requiere de más coordinación entre los distintos actores para desarrollarse. La presidenta de Inalog pretende que Uruguay sea-a nivel logístico- el próximo Panamá.
Así como los vinos uruguayos representan a la Marca País, Ana Rey, presidenta del Instituto Nacional de Logística (Inalog) pretende que su sector sea un sello reconocible del país en el mundo.

"Estamos en un período de coordinación", asegura Ana Rey cuando se le consulta por la actualidad del sector.

Rey, con 15 años de trabajo en el sector y uno al frente de Inalog, evaluó las posibilidades de desarrollo del negocio en Uruguay, en el marco del evento "Mejores Prácticas para la Inversión Logística Inmobiliaria", en donde 10 de los 80 asistentes eran mujeres.

Luego del boom que significaron los años 2012 y 2013 para la logística, Rey apunta a que se consolide una política de Estado que beneficie a los actores públicos y privados.

El de la infraestructura logística es un negocio todavía incipiente en Uruguay. Este rubro tiene dos variables: la construcción de un depósito para satisfacer la necesidad de la propia empresa o la construcción para alquilar a terceros.

En los últimos años se registró un aumento constante de la construcción de edificios destinados a industrias y almacenamiento de mercadería que tuvo su pico máximo en 2012 y 2013 –más de la mitad de lo realizado en este periodo se construyó en ruta 101, 1, 102 y Camino Bajo de la Petisa–.

De un relevamiento del área metropolitana que comprende a Montevideo y parte de Canelones y San José, Inalog identifica más de 860.000 m2 construidos en la última década en naves logísticas o industriales de entre 1.000 m2 y 25.000 m2.

De estos, más del 80% corresponde a emprendimientos individuales, el 10% fueron construcciones en zonas francas y un poco menos del 8% en parques logísticos. Casi 45% de estas inversiones se concretaron entre los años 2012 y 2013.

Con estos antecedentes, Rey asegura que en Uruguay existen "todas las condiciones para desarrollar plataformas logísticas" y sincronizar los tiempos de organismos estatales y operadores privados. Apuesta a que la oferta de Uruguay pueda acompasarse con la demanda de los mercados internacionales.

En los años 2014 y 2015, la construcción de infraestructura logística e industrial creció menos de la mitad que en los dos años pico, pero igualmente a un ritmo superior que en los años 2005 a 2011.

Los medios para obtener un fin

"La coordinación es un debe, fundamentalmente en lo que refiere al tiempo, a compartir información. En eso están trabajando tanto la Intendencia (de Canelones) como el Ministerio (de Transporte) y también hay mucho interés en el sector privado", dijo Rey.

La presidenta de Inalog sostuvo que existe un trabajo "muy intenso" de todos los actores y aconsejó que cada actor relevante en las cadenas logísticas "tiene que buscar una mejora continua, un nivel de inversión".

Rey habla desde la experiencia, ya que fue gerente de la Division Comercial de la Administración Nacional de Puertos (ANP) entre 1992 y 2007.

Reconoce que en Uruguay "el crecimiento de las instalaciones es sorprendente", aunque la mayoría está todavía n su etapa de desarrollo.

"Tienen potencial, van a ir incorporando infraestructura, personal y demás; estamos en un momento ideal para coordinar todas las acciones de conectividad vial que acompañen las instalaciones que ya se aprobaron", estimó.

Para Rey es clave conocer a los inversores desde que manifiestan su intención de establecer su proyecto.

"La información ayuda a proyectar los caminos, las rutas y todo lo necesario, lo que hace a una mejora a la logística", definió.

"Buscamos que se conozca el Uruguay logístico. Estamos trabajando en la Marca País; de la misma manera que se identifica a los vinos de Uruguay, queremos que el sector logístico sea reconocido. Queremos ser el modelo de Panamá replicado en el Atlántico Sur", estableció Rey.

La logística es la industria que más aporta a la economía panameña (contribuyó al PIB en un 18,6% en 2014).

Los desafíos de Inalog

Con el propósito de impulsar a Uruguay como polo de distribución regional, el Insituto Nacional de Logística pretende posicionar al país como un prestador de servicios logísticos para la región.

Para esto está claro que será necesario mejorar las condiciones para la gestión, las inversiones en infraestructura y las negociaciones internacionales vinculadas al comercio y transporte.

Populares de la sección