El último discurso de Obama ante el Congreso en cinco puntos

Con humor y una crítica directa a los republicanos, el presidente de EEUU repasó sus logros, habló de los debes y dio un mensaje de esperanza

Barack Obama desplegó todos sus logros y- en especial- los temas pendientes que Estados Unidos debe encarar para seguir siendo "la nación más poderosa del mundo".

Cerca de 30 millones de personas se calcula que hayan visto el tradicional discurso, considerado la última gran ocasión para el presidente número 44 de Estados Unidos de dirigirse a sus ciudadanos en horario de máxima audiencia.

Fue un discurso heterodoxo, alejado de la tradicional lista de logros y proyectos legislativos para el año que empieza, en un intento de Obama de levantar la mirada del país más allá de su presidencia.

Tranquilo y sonriente, el presidente invitó a sus compatriotas a acompañar los "cambios extraordinarios" en curso, en un discurso ante el Congreso de marcado contraste con el de sus adversarios del partido Republicano que esperan sucederlo en la Casa Blanca en 2017.

Repase los aspectos más importantes de la última comparecencia de Obama sobre el Estado de Unión.

Sobre el terrorismo y Estado Islámico

Obama

El presidente Barack Obama pidió a los estadounidenses temerosos del terrorismo y de una economía cambiante superar los miedos para concentrarse en construir el futuro.

"Estados Unidos es la nación más poderosa del mundo. Punto", expresó el mandatario. De todas formas admitió que la agrupación yihadista plantea un "peligro enorme" y pidió a los legisladores autorizar el uso de la segunda fuerza militar" para combatirla. De todas, según Obama, el grupo terrorista "no amenazan" la "existencia nacional".

"Si ustedes dudan del compromiso de Estados Unidos - o del mío- en ver que la justicia se logra, pregúntenle a Osama ben Laden".

"Si este Congreso es serio acerca de ganar esta guerra, y quiere enviar un mensaje a nuestras tropas y al mundo, deberían finalmente autorizar el uso de la fuerza militar contra Estado Islámico. Tomen una postura. Pero el pueblo estadounidense debe saber que con o sin la acción del Congreso, Estado Islámico aprenderá las mismas lecciones que los terroristas antes que ellos. Si ustedes dudan del compromiso de Estados Unidos - o del mío- en ver que la justicia se logra, pregúntenle a Osama ben Laden", dijo.

Avanzada contra el cáncer

Barack Obama

Obama también aprovechó el discurso -difundido en simultáneo por Snapchat en un nuevo intento de la Casa Blanca por ampliar la audiencia a través de las redes sociales- para anunciar un esfuerzo nacional de investigación científica para desarrollar una cura contra el cáncer "de una vez y para siempre".

"Esta noche, estoy anunciando un nuevo esfuerzo nacional para lograrlo", dijo Obama, para añadir que el vicepresidente Joe Biden -quien el año pasado perdió un hijo por esa enfermedad- tendrá la responsabilidad de coordinar la nueva iniciativa.


"En nombre de las personas que amamos y que hemos perdido, por los familiares que aún podemos salvar, hagamos de Estados Unidos el país que cure al cáncer".

Cuando la entonces Unión Soviética puso un satélite en órbita, Estados Unidos "no negó la existencia del Sputnik" sino que el país construyó "un programa espacial casi de la noche a la mañana". "Doce años más tarde estábamos caminando en la Luna", dijo. "Pero podemos hacer mucho más", expresó el mandatario, quien resaltó que el año pasado el vicepresidente Joe Biden le mencionó que con un empeño parecido al utilizado para llegar a la Luna "Estados Unidos podría curar el cáncer".

Levantar el embargo a Cuba

Obama reiteró pedidos ya formulados previamente -y sin mucho éxito- al Congreso, como el levantamiento del embargo a Cuba y el cierre del centro de detención de Guantánamo, que calificó como una prisión "cara e innecesaria".

"¿Quieren ustedes consolidar nuestro liderazgo y credibilidad en el hemisferio? Entonces reconozcamos que la Guerra Fría se terminó. Levanten el embargo a Cuba", expresó Obama.

"Seguiré trabajando para que cierren la prisión de Guantánamo: es costosa, es innecesaria y sólo sirve como panfleto de reclutamiento para nuestros enemigos", dijo el presidente.

Divisiones políticas y pase de facturas a los republicanos

Obama

En un momento de franqueza, lamentó las divisiones políticas en Washington. "Es uno de mis pocos remordimientos de mi presidencia, que el rencor y la sospecha entre los partidos ha empeorado en vez de mejorado", dijo

"Estados Unidos ya ha pasado por cambios importantes en el pasado", dijo Obama lanzando golpes velados a Donald Trump, Ted Cruz y otros candidatos republicanos.


"Cada vez que hubo aquellos que nos dijeron que debemos tener miedo del futuro, hemos superado esos miedos", expresó.

A menos de tres semanas de las elecciones primarias de demócratas y republicanos en Iowa -donde se harán las primeras votaciones-, Obama rebatió la retórica económica de sus adversarios, señalando que "quienes afirman que Estados Unidos está en decadencia están contando una ficción".

"Los argumentos exagerados de que esta es la Tercera Guerra Mundial solo redundan en beneficio del grupo", afirmó.

Los refugiados sirios

Obama discurso

En otro gesto simbólico, un refugiado sirio que huyó de los bombardeos del régimen de Bashar al Asad fue uno de los invitados de honor en el palco de la primera dama, Michelle Obama.

Refaai Hamo, un refugiado sirio que llegó a Estados Unidos junto a su familia tras un largo periplo, y un exsoldado musulmán estadounidense fueron invitados por la Casa Blanca a asistir al último discurso del Estado de la Unión del presidente Barack Obama el próximo martes.

En Turquía, Hamo fue diagnosticado con cáncer de estómago. Estado Unidos le dio el estatuto de refugiado y ahora prevé rehacer su vida en Troy, Michigan (norte).


"Es por eso que tenemos que rechazar cualquier política que apunta a determinadas personas por motivos de raza o religión".

La invitación a un refugiado sirio es una respuesta simbólica a los legisladores republicanos del Congreso, quienes en una primera instancia han votado a favor de poner fin a la recepción de refugiados sirios en Estados Unidos, aunque la medida aún no ha sido adoptada.

"Es por eso que tenemos que rechazar cualquier política que apunta a determinadas personas por motivos de raza o religión. No es una cuestión de corrección política. Es una cuestión de entender lo que nos hace fuertes. El mundo nos respeta no sólo por nuestro arsenal; nos respeta por nuestra diversidad y nuestra apertura y la forma en que respetamos todas las religiones", dijo.

Despedida optimista

Obama discurso

"Ese es el Estados Unidos que yo conozco. Ese es el país que todos amamos. Con la mirada perspicaz. Con el corazón grande. Con el optimismo de que la verdad desarmada y el amor incondicional tendrán la última palabra. Eso es lo que me hace tener tanta esperanza en nuestro futuro. Por ustedes. Creo en ustedes. Por eso puedo ponerme aquí de pie, con la confianza de que el Estado de la Unión es fuerte", dijo Obama al cierre de su discurso.


Fuente: AFP - Aldo Gamboa y Ramón Sahmkow

Populares de la sección