El uruguayo que trabajó para la película Capitán América

Richard Bennett es un historietista que participó en los filmes de Fincher, Nolan y otros
Por Matías Castro

La secuencia que abre la película Capitán América: Civil War, tuvo detrás la mano del uruguayo Richard Bennett, quien participa por tercera vez en una producción de Marvel. Nacido en Montevideo, en 1968, trabaja en Hollywood dibujando storyboards, es decir, una suerte de historietas con indicaciones técnicas hecha a partir de los guiones y los intercambios con los directores. Aunque su trabajo es una parte del proceso, la forma en que dibuja cada secuencia influye decisivamente sobre lo que se verá en la pantalla, cuando la película esté pronta.

"El intercambio con los hermanos Russo (directores de Civil War y la anterior Capitán América) es siempre muy bueno", explicó Bennet a El Observador desde Los Ángeles. "Compartimos gustos similares en cuanto a películas. Eso fue un poco más evidente en Capitán América: el soldado de invierno, que fue una especie de homenaje a clásicos de la década de 1970 como Los tres días del Cóndor, Todos los hombres del presidente, o Contacto en Francia. Ellos fundamentalmente están a la caza de ideas. O sea, aparte de sentarnos a conversar sobre modos de contar la historia, prevalecen las ideas en la conversación, más allá de cuál ángulo de cámara es el que voy a dibujar".

Bennett estudió dibujo en los años de 1980 en la Continental School, de Montevideo, y dio sus primeros pasos con historietas publicadas en revistas de la posdictadura. Pronto se mudó a Estados Unidos para convertirse en un profesional e hizo una carrera ascendente en la siguiente década, sobre todo en la editorial independiente Image Comics, que en ese momento comenzaba con mucha fuerza y que ahora publica The Walking Dead entre muchas otras series.

Con ese pasado, parecería que su trabajo con tres películas de Marvel (Los Vengadores fue la primera) haya sido una consecuencia. Sin embargo, él asegura que es casualidad. "En el caso de los hermanos Russo, creo que simplemente les gusta mi trabajo y por eso me incluyen en el grupo de gente que labura con ellos".

Además, Bennett ha colaborado estrechamente con David Fincher (El club de la pelea, La red social, House of cards), para el que dibujó varias películas y algún comercial de TV, y también con J. J. Abrams y su empresa Bad Robot, para los que dibujó en la primera Star Trek (repetirá dentro de un tiempo) y Avenida Cloverfield 10.

Ahora trabaja mano a mano con Christopher Nolan (director de Interstelar y la última trilogía de Batman) para Dunkirk, su nueva película, que tratará sobre un episodio real acontecido al final de la segunda guerra mundial.

Bennett, que tiene acceso a materiales confidenciales desde un año antes del estreno, o más todavía, tiene que firmar un contrato en el que se compromete a no divulgar nada. Pero la rigidez de esto, cuenta, depende de cada estudio. Hay quienes se mueven con más soltura y le envían el guion por mail, pero protegido con contraseña u otros sistemas de seguridad; otros directores tienen una sola copia impresa que se queda siempre dentro del estudio y él debe tomar apuntes ahí mismo; y otros optan por darle una copia impresa con una marca de agua en cada página. "Hoy día prefiero leer el guion en el estudio, y después simplemente ir llevándola escena por escena, sin necesidad de cargar mi propia copia en la mochila".

Respetando esa confianza en la capacidad creativa y en la confidencialidad, se puede construir una carrera en esos ambientes. Bennett maneja cada trabajo en forma personal y no tiene un agente que lo represente o le consiga mejores contratos. "El mejor aliado que uno tiene es el network, como se le llama" dice. Por eso mismo llegó a ser contratado para la nueva película de King Kong, Skull Island, y la largamente rumoreada adaptación del animé Ghost in the Shell, con Scarlett Johansson.

Segundas vidas

Muchas de las producciones en las que ha trabajado son adaptaciones de personajes u obras concretas. Estuvo en las dos primeras películas de Los cuatro fantásticos, en Alien vs Depredador, Misión Imposible y ahora en Civil War, que adapta libremente una de las sagas más exitosas de la reciente historia de Marvel Comics. Con tanto material de fondo, y en particular tanto material gráfico como fuente, es inevitable preguntarle sobre cuánto puede usar como referencia de un comic o una película anterior.

"En la mayoría de los casos, la cosa funciona de este modo: el diseñador de producción tiene su equipo, formado por ilustradores de producción y conceptuales, diseñadores de sets, y otros. Literalmente, él y su equipo se hacen cargo de diseñar el look de la película, con todo lo que esto implica. En consecuencia, si tengo que dibujar los storyboards de una escena en la que, por ejemplo se incluye un set específico de la mansión de Los Vengadores, o se utiliza un vehículo como el Quinjet (el avión de estos superhéroes), ellos te envían imágenes encriptadas e ilustraciones que uno incorpora. O sea, utilizo la referencia específica pertinente a la película, en lugar del comic book en sí".

Populares de la sección