El video de los Stones para Uruguay

La banda compartió imágenes de su show en Montevideo. Ya están en Río de Janeiro
Los Stones ya están en Río de Janeiro. Con una intensa lluvia, la ciudad donde la banda dio el concierto más masivo de su historia (más de 1 millón de personas en la playa de Copacabana) volvió a recibir a los Stones con un protocolo similar: prensa enterada del asunto, pista de aterrizaje liberada a camarógrafos y fotógrafos y saludo desde el avión. Los Stones y su maquinaria ya están en Brasil, uno de los países que los siente más propios.

Tras saludar en la pista, los cuatro londinenses se acercaron al Copacabana Palace, el mismo hotel que convirtieron en un gigantesco y lujoso backstage para aquel show mítico del año 2006. Esta vez, la cita será en otro lugar igual de histórico: el estadio Maracaná al que Jagger hizo referencia durante el show montevideano.

San Pablo y Porto Alegre serán las siguientes escalas de los Stones tras su masivo show en el coloso de cemento.

Antes del adiós

No se puede decir que Mick Jagger no ha tenido contacto fuerte con el Uruguay desde el momento de llegar al país. Lejos de ser el típico caso de la estrella que se queda en el hotel, el cantante estuvo bailando y cantando candombe junto a Rubén Rada en lo del "Lobo" Núñez un día antes del show, recorrió la rambla y se apropió de cierta jerga uruguaya para dirigirse a los locales en su show.

Ahora, con los ánimos y la euforia más calmos, el vocalista continuó tomando contacto con el país. En la tarde del miércoles se reunió con Fernando Parrado en su casa y se llevó una copia del libro Milagro en los Andes firmada, algo de lo que dio cuenta la comunicadora Ximena Barbé en su cuenta de twitter.

Embed
Además, y a modo de despedida, la banda publicó en su cuenta de Facebook un video de la versión montevideana de Out of control:

Embed

#StonesUruguay Mick and Keith get Out Of Control, at the Stones' first ever show in Uruguay

Posted by The Rolling Stones on martes, 16 de febrero de 2016



Populares de la sección