El whisky se suma a la tendencia verde

Green Label de Johnnie Walker ofrece lo mejor de los tradicionales whiskies de malta destilados artesanalmente y añejados en contacto con la naturaleza
"Agua de vida" (uisce beatha), así de sagrado fue el nombre en gaélico que recibió hace más de 500 años un destilado alcohólico proveniente de malta de cebada, añejada en barrica de roble y elaborado artesanalmente por un fraile llamado John Cor. El paso de los años llevó a que se transformara en la palabra whisky.

Valles ubicados en zonas inhóspitas, con pequeñas hondonadas y ricos cursos de agua en las highlands o tierras altas de Escocia; ese es el panorama que se ve desde la mayoría de las destilerías que se dedican a producir whisky de malta.

Elaborados 100% de cebada, destilados en alambiques de cobre y añejados en barricas de robles rodeadas de la naturaleza exótica de varias regiones escocesas, los whiskies de malta son la máxima expresión de la tradición y la naturaleza en este tipo de bebida alcohólica.

Pero la popularidad de la bebida llegó recién a comienzos del siglo XIX, cuando el desarrollo de la destilación industrial del whisky llevó a que se expandiera por el mundo. Producido con una mezcla de varios cereales y destilado en grandes columnas sin la necesidad del uso del alambique, surge así el llamado whisky de grano.

El whisky se suma a la tendencia verde con Green de Johnnie Walker
Johnnie Walker Green Label combina varios tipos de whiskies de malta escoceses.
Johnnie Walker Green Label combina varios tipos de whiskies de malta escoceses.

La fina combinación entre este y el tradicional whisky de malta dio nacimiento al tipo de whisky llamado blend (mezcla), hoy consumido por el 90% de las personas que gustan de este destilado alcohólico surgido en el país británico.
El arte de mezclar whisky es la característica que define a una de las marcas de whisky escocés más consumidas del mundo.

"Johnnie Walker tiene los ojos puestos en el pasado y la mirada en el futuro porque es consecuente con la historia del legado de John Walker, el máster blender –maestro mezclador– que dio origen a la compañía", expresó Juan Baucher, Brand Ambassador de Johnnie Walker en Uruguay.
Con esto en mente y el objetivo de acercar el toque natural y la técnica primigenia de destilado de whisky de malta a sus consumidores, Johnnie Walker acaba de relanzar a nivel mundial su línea Green Label.

El verde está asociado con lo fresco, natural y orgánico.
Fue el color elegido por el actual máster blender de Johnnie Walker, Jim Beveridge, para denominar un whisky único que es blend (mezcla) pero a la vez es de malta, pues combina lo mejor de los distintos tipos de whisky de malta escoceses en un solo envase.

"Johnnie Walker Green evoca el carácter de un bosque tocado por la lluvia. Tiene esas notas frescas, intensas, arrebatadoras de la naturaleza. Aroma a flores, frutas, madera y un destello marítimo. Todos los componentes actúan para generar una experiencia completa", explicó Baucher, quien contó que sus 15 años de añejamiento responden al whisky más joven de la mezcla.

El color verde no es el único elemento en común entre Green Label y tendencias como la alimentación natural y el cuidado del medio ambiente. También lo es el consumo consciente y cuidado.
"Hasta hace muy poco el consumo de whisky en Uruguay estaba ligado a una tradición sin cuestionamientos y hoy hay un creciente interés por experiencias y conocimiento, por aprender a reconocer la diversidad de etiquetas y categorías que forman el universo de esta bebida", dijo el gerente de Marketing de la marca, Pablo López.

Volver al origen con Jhonnie Walker

Johnnie Walker Green Label es un whisky con una mezcla única de maltas de distintas regiones de Escocia, un whisky repleto de historia que invita a conectar con la naturaleza y volver al origen.

Juan Carlos Baucher, Brand Ambassador y reputado experto internacional en whisky describe el mágico espíritu de esta tradicional bebida.


Único, refinado, escaso y delicado; son características que definen a Green Label.
Sobre esto López añadió: "Johnnie Walker Green Label atrapa al consumidor que busca nuevas experiencias, que suele encontrarlas en los whiskies de malta, hoy muy apreciados por tratarse de whiskies poco conocidos, escasos, de mucha tradición, con credenciales de whiskies de lujo y que les permiten a los paladares más sofisticados un umbral donde demostrar conocimiento."

A pesar del "lujo" al que alude Pablo López y del que también da cuenta el experto en whiskies Juan Baucher, se trata de un whisky de un precio intermedio dentro de la línea Johnnie Walker, que ronda en el mercado local los $ 2.200 en su presentación estándar de 750 ml.

"Uruguay es un país muy ligado al consumo de whisky y dentro del público de esta bebida queremos dirigirnos a los consumidores de whiskies de malta, ya que Green es la llave a cada región de Escocia a través de un blended con toda la expertise de Johnnie Walker y una combinación de los mejores whiskies de malta", remató Baucher.


Populares de la sección