Empresario afirma que ANCAP le dio anticipos por US$ 2 millones para "darle una mano"

La empresa de fletes es la encargada de transportar cal a Brasil

Las negociaciones de ANCAP –a través de Cementos del Plata- con la empresa de transporte y logística brasileña Pleno Verde por un negocio con la también brasileña Compañía Generación Térmica de Energía Eléctrica (CGTEE) estuvieron marcadas, en sus inicios, por un tire y afloje para pautar el precio que se iba a cobrar por el transporte de cal de una planta que se iba a construir en Treinta y Tres. El dueño de Pleno Verde declaró ayer ante el Juzgado de Crimen Organizado que la propuesta inicial, en 2010, fue de US$ 125 la tonelada. ANCAP había decidido no hacer un llamado a licitación por falta de tiempo y contratar directamente a Pleno Verde, pero ese precio no le servía.

El gerente de Portland del organismo no aceptó el precio propuesto y siguió negociando. "Me exprimió más que a una naranja", dijo el dueño de Pleno Verde, según consta en el acta de la audiencia, a la que accedió El Observador. Finalmente, se fijó el precio en US$ 105 pero, según declaró ante la jueza especializada en Crimen Organizado Beatriz Larrieu, y el fiscal Luis Pacheco, los volúmenes de cal que ANCAP se había comprometido a transportar "nunca llegaban ni a la mitad". "Por lo general (llegaba) a un 35% y nosotros teníamos todo disponible para el monto pactado, que nunca se llegaba. Ahí dije que había que solicitar un socorro porque no se podía mantener este negocio vivo", dijo el dueño de Pleno Verde.

Al igual que la del martes 24, las audiencias de ayer se centraron en la planta de cal de Treinta y Tres, uno de los temas incluidos en las denuncias presentadas por cuatro partidos de la oposición por presuntas irregularidades en la gestión del ente.

El gerente de Portland se comprometió a darle un adelanto. "Me dijo que nos iban a dar una mano y ahí respiré", agregó. Los adelantos eran de unos US$ 300 mil y llegaron a US$ 2,4 millones según lo declarado en la sede penal por el subgerente de Cementos del Plata. De esos adelantos se lleva recuperado 20% aproximadamente y para el dueño de Pleno Verde "es discutible" si tiene que devolverlo o no.

En 2013 los problemas seguían y se formalizó la forma en la que se devolverían esos anticipos. El dueño de Pleno Verde declaró que cuando el entonces presidente de ANCAP y actual vicepresidente de la República, Raúl Sendic, dejó su cargo, "se cortaron los anticipos" durante 10 meses porque se paró la exportación de cal.

Las próximas audiencias serán la semana que viene y se tratará la cancelación de la deuda con la petrolera venezolana PDVSA.

Para el dueño de la empresa de transporte, el negocio con Cementos del Plata comenzó a ser rentable a partir de agosto de 2016, donde no solo se llegó a la cantidad de toneladas pautadas (unas 8.000) sino que se superó y el mes pasado se transportaron 12 mil. Ante la pregunta de la jueza Larrieu de cuándo comenzó a cumplirse con lo pautado, el empresario respondió que fue a partir de la inauguración de la nueva planta, que se había visto retrasada por falta de habilitaciones, estuvo marcada por multas de unos US$ 11 millones y cuyo costo estaba estimado en unos US$ 95 millones, pero que luego se disparó a US$ 148 millones.

Conversaciones con Sendic y nueva sociedad

El dueño de Pleno Verde dijo que solamente habló en una oportunidad con Sendic luego de haber firmado un contrato con otros miembros del directorio. Su conversación fue, según lo relatado en el juzgado, informal y estuvo centrada en las obras que se estaban haciendo en Brasil y cómo la cal uruguaya "es superior" a la brasileña.

A su vez, el empresario contó que en 2010 se iba a firmar un acuerdo entre Cementos del Plata y Pleno Verde por la que se comprometían a integrar una nueva sociedad pero que nunca se llegó a concretar. "Ellos (Cementos del Plata) dijeron que querían entrar con un 20% en el negocio y que deberíamos hacer una nueva empresa que no sería Cementos del Plata ni Pleno Verde", puntualizó.


Populares de la sección