Empresas cercanas al gobierno tuvieron extensión del seguro de desempleo

Distintas firmas, algunas con respaldo político, recibieron el beneficio para que sus trabajadores siguieran cobrando
El gobierno de José Mujica (2010-2015) recurrió al Fondo para el Desarrollo (Fondes) para apoyar proyectos de trabajadores con millones de dólares que no tuvieron retorno para las arcas públicas. Incluso, se prestó dinero a empresas autogestionadas a pesar de contar con informes técnicos negativos que advertían que no sobrevivirían.

También esa administración utilizó reiteradamente la renovación de los seguros de paro para respaldar a empleados de empresas en dificultades económicas. Uno de esos casos fue el de los extrabajadores de PLUNA, la aerolínea que cerró en julio de 2012 y dejó el tendal.

Pero no fue la única. Otro caso de renovación de los seguros, con el consiguiente costo para el Estado, fue el de Metzen y Sena, que estaba en trámite de liquidación, y en 2010 tuvo 716 prestaciones prorrogadas. Paycueros y Paylana también recibieron ese beneficio para unos doscientos empleados en total.

Con Tabaré Vázquez en su segunda presidencia, la herramienta del Fondes se acotó a proyectos que demuestren su viabilidad económica. Sin embargo, se apeló varias veces al pedido de renovar seguros de paro. En el año 2010, el Poder Ejecutivo, con Mujica a la cabeza, pidió la prórroga del seguro para los trabajadores de la textil Agolán que estaba en proceso de liquidación. Fueron 36 en el año 2010. Ya al final de ese gobierno, en 2014 se amplió el seguro con 84 prórrogas del beneficio y 27 en 2015.

Alpargatas fue otra firma que mandó gente al seguro de desempleo. Según datos del BPS fueron 74 beneficios prorrogados en 2011, 128 en 2012 y 102 en el año 2013. Dancotex, que estaba en liquidación, mandó a sus trabajadores al seguro de desempleo, que tuvieron ampliación del plazo en el que reciben ese subsidio (111).

Otra empresa que se liquidaba era la curtiembre Kindale SA cuyos empleados llegaron a percibir 600 prestaciones prorrogadas. A la fábrica de esponjas Jaspe se le complicó la situación y recurrió al seguro con renovación en el año 2014 (101 prestaciones), en 2015 fueron casi 600 prestaciones y 70 renovaciones en 2016.

La automotriz Besiney SA fue otra de las que mandó personal al seguro y este se benefició de prórrogas que votó el Parlamento. Fueron 829 prórrogas en 2012, 182 en 2013 y otras 226 en 2016, estas últimos ya en actual gobierno de Vázquez.

La automotriz Chery envió trabajadores al seguro y también tuvieron ampliaciones. Fueron 624 en 2015 y 196 el año pasado. El frigorífico Clademar SA y la cooperativa Funsa, está última emblemática para el PIT CNT y que además recibió apoyo económico de Venezuela, también recurrieron a ese sistema. Lo mismo hizo la cooperativa de producción de trabajadores Cerámico, que el año pasado envió a personal al seguro de paro que se benefició con 551 prestaciones prorrogadas. Ocurrió igual con Paylana (254), y la Cooperativa El Águila que en 2015 tuvo 771 prestaciones extendidas y en 2016 205 prórrogas. Ebital hizo lo propio en 2015 con 207 prestaciones y en 2016, con 282.

Hubo empresas que tuvieron "reiteración de prórrogas" del seguro para sus empleados entre 2010 y 2016. En algunos casos los trabajadores estuvieron años recibiendo el beneficio. Agolán, Besiney, Chery, Fripur, Funsa, Paylana, Nordex, Pluna y Saceem, entre otras.

En total fueron 5.085 prórrogas en el período de referencia.

Populares de la sección