En lo que va del año hubo 11.000 denuncias de consumidores disconformes

Preocupa a los empresarios que según ellos el 20% son denuncias por mala fe

Las últimas cifras del Área de Defensa al Consumidor reflejan un aumento aproximado del 8% en la cantidad de actuaciones realizadas por denuncias de consumidores disconformes entre el 1 de enero y el 31 de mayo de este año, respecto a igual período del 2012.
Según los datos relevados por el nuevo Sistema de Información Nacional de Defensa al Consumidor (Sidec), se realizaron 11.050 actuaciones en los primeros cinco meses del año, informó a El Observador la directora del área Ana María Sánchez.

Las áreas que recibieron más denuncias fueron las de comunicación (44% de los reclamos) y servicios financieros (22,35%). Averías en teléfonos celulares, no conexión del servicio o cobros indebidos, son los principales problemas en los que Defensa al Consumidor debe mediar para que el consumidor llegue a un acuerdo con el comerciante.

Lo que más denunciaron los consumidores es el incumplimiento de las garantías (20,14% de los reclamos), seguido por el incumplimiento por prestación de servicios (15,69%). En tanto los “vicios ocultos”, defectos que provienen de fábrica pero se constatan durante el uso rondan en el 11%.

En tanto, entre enero y noviembre del 2012 se aplicaron 516 multas a comercios por incumplir con la ley 17.250 de Defensa al Consumidor, vigente desde el año 2000. Como consignó semanas atrás El Observador, estas sanciones representaron un costo que superó los $ 2 millones. Aún no cuentan con los datos de multas aplicadas en 2013.

La cantidad de sanciones aplicadas por el Área de Defensa del Consumidor generó preocupación en los comerciantes. Esto motivó a que comenzaran a incorporar medidas en cumplimiento de la normativa, según afirmaron en un seminario realizado este lunes para interiorizar al sector empresarial respecto a las actividades del organismo estatal.
 
PREOCUPAN DENUNCAS DE MALA FE
Las denuncias “de mala fe” son las que más preocupación genera entre los empresarios, ya que  mucha gente rompe o daña un producto solo con el fin de solicitar uno nuevo o un rédito económico, señaló la abogada Virginia Cervieri.

Los empresarios plantearon que lo que más sorprende es que muchas veces los reclamos son por productos de muy bajo costo.

Según Cervieri estos casos representan alrededor del 20% de las denuncias que reciben las empresas. “Pensar que alguien puede tomarse el trabajo para romper algo, es mucho”, explicó, teniendo en cuenta que la empresa debe contratar un abogado, concurrir a una o dos audiencias,  muchas veces por artículos que no superan los $600 como gorros, camperas o buzos, entre otros y se concluye en que era una falsa denuncia.

“Vemos que en momentos de crisis económica los reclamos aumentan muchísimo. Muchas veces con razón y otras por la viveza uruguaya”, concluyó.

En el área vestimenta y calzado, se atendieron 403 reclamos, de los cuales 249 pertenecían a fallas en calzado.

En este rubro Sánchez explicó que los reclamos más frecuentes se dan por diferendos con ofertas promocionales o por falta de stock. Esto motivó que algunas empresas del rubro fueran observadas y sancionadas por ofrecer productos en vidriera o mediante publicidad con los cuales no contaban en el local.

Si bien la sanción varía según la infracción que se cometa, las multas van desde las 20 a las 4.000 Unidades Reajustables. Los comercios que incumplen con la ley también son pasibles de suspensiones, clausura o decomiso de mercadería. Si las partes llegan a un acuerdo se evita el juicio.


Populares de la sección

Comentarios