En medio de los cruces por la rendición, Vázquez tuvo un respiro en el interior

El presidente llevó su gabinete a Carmelo y le pegó a Lacalle Pou

En medio de una turbulencia entre el gobierno y el Frente Amplio por desencuentros en torno al proyecto de ley de Rendición de Cuentas, el presidente Tabaré Vázquez, disfrutó en la mañana de ayer de una de sus tareas preferidas como presidente -el diálogo directo con la población- y apuntó sus dardos fuera del oficialismo con una dura respuesta al senador blanco Luis Lacalle Pou.

El Consejo de Ministros de la ciudad de Carmelo, en el departamento de Colonia, comenzó pasadas las 9 de la mañana con las palabras del mandatario, quien subrayó que "el ámbito de diálogo, respeto y tolerancia" que impera en el sistema político uruguayo. Algo que "pocos países pueden sentirse orgullosos", señaló Vázquez.

El tratamiento del proyecto de Rendición de Cuentas en la Comisión de Presupuesto y Hacienda integrada de la Cámara de Diputados implicó un encontronazo entre el Ejecutivo y la bancada de izquierda. Una amplia mayoría de los legisladores del Frente Amplio se negaban a permitir la postergación del aumento del gasto para la educación, mientras que el gobierno entiende que la situación fiscal y económica del país no permitía ninguna concesión.

En las últimas horas del viernes 29, y cuando el reloj se convertía en un tirano para la izquierda, apareció una ecuación del gobierno aceptable para la mayoría de la bancada. El incremento del gasto para la ANEP y la Udelar se había pasado de cero a $850 millones mediante reasignaciones presupuestales y la utilización de diversos fondos. La izquierda busca cerrar filas sobre este tema (ver página 2).

La reunión de ayer también tuvo como telón de fondo la polémica pública por la iniciativa de la bancada de eliminar las exoneraciones fiscales a las donaciones a universidades privadas. Ayer, al ser consultado sobre el tema en Carmelo, el vicepresidente Raúl Sendic, dijo estar de acuerdo con esa iniciativa, que había sido cuestionada por el ministro de Economía Danilo Astori. "Esta es mi opinión y la mayoritaria de la bancada del Frente Amplio", dijo Sendic quien reveló que ya había planteado el tema en el gabinete.

Los mundos paralelos

En la última semana también se le abrió al gobierno otro frente de batalla con la propuesta del senador del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, de retirarse de la comisión entre el Ejecutivo y los partidos con representación parlamentaria que trata temas de seguridad. "Parece que hay dos mundos paralelos: está el mundo del presidente de la República en la Torre Ejecutiva y está el mundo de los uruguayos", dijo Lacalle Pou.

Durante la apertura del Consejo de Ministros en Carmelo, Vázquez hizo, en apariencia, referencia a esa afirmación al afirmar que la realidad es una sola. "El que crea que hay dos mundos tiene que hacer una consulta con un psiquiatra", sentenció el presidente.

Como de costumbre, Vázquez dio lugar a que sus ministros explicaran algunos de los temas que requerían la aprobación del Consejo. Entre ellos se destacó la aprobación de un acuerdo con Chile para eliminar la doble tributación y se informó que en setiembre Uruguay estará firmando un "tratado de libre comercio" de "cuarta generación" para intensificar el comercio con el país andino.

Otro de los temas ponderados durante la reunión fueron los avances que se registraron en materia fluvial. El ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, dijo que su par argentino, Guillermo Diestrich, expresó la voluntad de realizar trabajos de dragado permanente al Río Uruguay y la profundización del canal Martín García.

Asimismo, Rossi manifestó que la hidrovía Paraná-Paraguay-Nueva Palmira comenzó a funcionar con mayor regularidad y se revisarán algunos de los temas que generaban polémica como el número de barcazas que podían llegar hasta Nueva Palmira. "Se levantarán reglamentaciones unilaterales y se considerarán normas que permitan la navegación", explicó el ministro en referencia al comportamiento que asumirá Argentina.

Justamente uno de los reclamos de los ciudadanos de Carmelo fue una mayor salida laboral en el área naval. Trabajo para 30 familia también reclamó Javier Almada, representante de la Bolsa de Trabajo de Conchillas. "¿El señor es edil, no?", le preguntó el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, cuando atendió su reclamo. "No tengo nada que ver con la política", le contestó Almada, quien le repitió su apellido cuando Murro se refirió a él como "un vecino".

A pesar de su gusto por este tipo de instancias –en la que se volvieron a escuchar voces de jóvenes escolares y liceales que lo cautivaron–, Vázquez hizo una visita fugaz a Carmelo en la que escuchó algunos planteos de vecinos, aceptó presentes, regaló besos y se fue en silencio.


Populares de la sección

Acerca del autor