En Montevideo hay 1.651 personas en situación de calle

El número de quienes duermen a la intemperie creció 26% desde 2011

Una de cada cinco personas que viven en la calle está en esta situación desde hace menos de un mes. Una de cada dos, desde hace menos de un año y una de cada 10 desde hace menos de dos años. Estos datos se desprenden del censo de población en situación de calle en Montevideo presentado este miércoles por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

Según el estudio, actualmente hay 556 personas que duermen a la intemperie en 408 puntos de la ciudad y 1.095 en los centros de atención del Mides (refugios), por ende, hay 1.651 personas en situación de calle.

Si se comparan estos datos con los obtenidos en el censo 2011, se observa un crecimiento de 26,3% de las personas que duermen a la intemperie y un incremento de 59,4% de las que se alojan en los refugios.

La subsecretaria del Mides, Ana Olivera, llamó la atención sobre la cantidad de personas que pasaron a vivir en la calle en el último mes y señaló que sobre eso hay que trabajar para conocer las razones y definir las políticas que permitan prevenir.

El censo también mostró que la ruptura de vínculos es el principal motivo (56,4%) por el cual las personas terminan en situación de calle. Lo sigue las adicciones (30,2%) y la insuficiencia de ingresos (20,4%). En tanto, el 2,5% de los consultados señalan que la salida de un centro de privación de libertad es lo que los llevó a esta situación.

Más allá de este último dato, el estudio señala que 62% de las personas manifestó haber tenido trayectorias con institucionalización, es decir, en algún momento estuvieron internadas en instituciones psiquiátricas, INAU o cárceles.

En tanto, el 80% declaró consumir alguna sustancia psicoactiva, entre las que el alcohol y la pasta base son las más frecuentes.

En tanto, la ministra Marina Arismendi destacó la ausencia de niños que pernocten a la intemperie. "Es muy importante. En 2005 nos habíamos encontrado con grupos de niños sin algún mayor a cargo, viviendo en plazas. Tuvimos que crear refugios solo para niños. Hoy eso no lo tenemos", manifestó.

La ley de faltas no se cumple

Mary Campiglia, jueza de faltas que estuvo en la presentación del censo, manifestó sus reparos con la ley de faltas aprobada en 2013.

Según esta normativa, pernoctar en la calle es un delito al que le debe imponer como pena una tarea de servicio comunitario. Campiglia manifestó lo difícil que resulta imponer este tipo de sanción a esta población, que tiene carácter itinerante y viven en condiciones muy inestables. Indicó que la mayoría de las veces es imposible cumplir la ley.


Populares de la sección