Encanto romano

Una de las ciudades que hay que visitar por lo menos una vez
en la vida, para luego ir más veces y conocerla como se debe
Por Cecilia Custodio, especial para El Observador

En Roma lo antiguo y lo moderno (en un escenario antiguo) conviven y se potencian. Cada calle y cada rincón de la ciudad es para apreciar y deleitarse. Tanto en lo clásico para primerizos como en las novedades para los experimentados, vale un vistazo sobre lo imperdible hoy en la urbe.

Barrios de moda: El Pigneto y Trastevere, donde ver gente linda

roma 2

Arte callejero, diseño, terrazas soleadas, ropa de última moda y restaurantes supercool como Necci, son apenas parte de las ofertas de este barrio romano, uno de los de moda hoy. Se trata de una zona de clase obrera reconvertida a epicentro cultural, artístico, gastronómico y de tendencia. Al inicio de la Via del Pigneto se encuentra el "area pedonale" (la peatonal), donde está toda la movida nocturna de bares y restaurantes. El señuelo del barrio es un mural con el rostro de Jean Paul Sartre y una de sus citas existencialistas.

Un clásico del Pigneto es el mencionado Necci, local favorito de nada menos que Pier Paolo Pasolini. Allí comía su equipo durante el rodaje de Accatone. Otro lugar donde tal vez uno pueda codearse con algún famoso es Primo, otro de los clásicos del Pigneto.

Las compras en este barrio pueden ser muy divertidas; hay todo tipo de comercios, desde librerías exóticas, tiendas de ropa vintage o moda italiana hecha a mano en un clásico como la Ex Merceria.
Trastevere significa más allá del Tíber, lugar donde se formó esta ciudad, otrora poblada por familias de condición humilde romanas. Hoy Trastevere es uno de los barrios de moda, donde locales y turistas arriban cada noche a interactuar y divertirse, degustar de buena gastronomía o tomar una copa.

Trattorias, cafés, tiendas y restaurantes se concentran desde Santa María en Trastevere hasta Piazza Trilussa. En la Piazza di Santa María in Trastevere se encuentra la antiquísima Basílica de Santa María.

Frente a la Basílica se encuentra una de las fuentes más antiguas de Roma, lugar indiscutido de encuentro para descansar o tomar un refrigerio. Por via della Paglia, en Piazza di Sant'Egidio, se encuentra el Museo de Roma en Trastevere. La Piazza San Calisto se rodea de restaurantes y locales comerciales. La Piazza Trilussa es el lugar donde se encuentra la vida bohemia, allí donde se reúnen músicos y artistas y donde se genera el mayor movimiento nocturno. Uno de los restaurantes más famosos es Cencio-La parolaccia, no aconsejado para susceptibles ya que una de las características de este lugar es que los mozos se rían de los clientes ni bien ingresan al local. Un paseo por las estrechas calles empedradas del Trastevere es un momento para disfrutar de la Roma más pura, de sus costumbres y sus tesoros: iglesias medievales, tiendas de objetos, y de todo para curiosear y pasarse el rato en un entorno soñado.

Monti, otra historia

roma 3

Monti es uno de los barrios que se consideran más atractivos de Roma. Tiendas únicas, talleres artesanales y galerías de arte pululan en esta zona donde se encuentran bares vanguardistas junto a trattorias tradicionales. Un lugar que algunos años atrás era considerado de los más sórdidos (allá por los años 40 era reducto de delincuencia y prostitución) hoy tiene una historia completamente diferente.

En Monti se agrupan tiendas modernas, joyas arquitectónicas y restaurantes con estilo, así como un mercado de pulgas y muchos atractivos para observar y donde dar un buen paseo. Via del Boschetto es la calle de compras y en ella, una joyería como la de Fabio Picconi se sale de lo común. Allí se pueden encontrar souvenirs muy peculiares. El Mercado de Pulgas es otro de los infaltables: comenzó como algo pequeño y ahora es un área grande y completa que recibe romanos y extranjeros todos los domingos.

El otro lugar de compras es La Fontana di Piazza della Madonna, y también donde observar la verdadera vida del barrio. Otro mercado a visitar es el Mia, donde encontrar variedad de comida artesanal y orgánica. Un clásico donde degustar típica comida romana es La Carbonara; otro es la Osteria Da Valenino. Vino Roma es un lugar para los amantes del vino donde se ofrece una amplia variedad de degustaciones de vinos y quesos.

Optimizar el viaje

roma 6

Caminar, caminar y caminar. Lo mejor para recorrer Roma es hacerlo a pie. La mayoría de los monumentos importantes se encuentran dentro de la muralla aureliana, que delimita el centro de la ciudad y cuya área es bastante accesible a pie. Por lo que es fundamental llevar calzado muy cómodo.

Si camina, coma poco

Está claro que Roma es sinónimo de deliciosos platos, pero si estamos en modo expedición de a pie, lo mejor es comer liviano y de paso a mediodía y dejar la degustación gastronómica para la noche. La pizza al taglio (pizza al corte, se cobra por peso) es una de las comidas más prácticas para el mediodía.

Un viaje no alcanza

No es necesario verlo todo en la primer visita a Roma; es preferible planificar de acuerdo a los días que se disponga. La idea de Roma es que siempre se vuelva. La riqueza cultural y de patrimonio histórico que hay en Roma amerita tomarse las cosas con calmas y apreciar cada lugar que se ve.

Los clásicos nunca mueren

roma 7

Nunca hay que dejar de mencionar los clásicos de Roma para luego adentrarse en lo particular. Recordémoslos.

El Vaticano

No se puede hablar de Roma sin hablar de este pequeñísimo país de 800 personas residentes y millones de visitantes al año que es el Vaticano. Aun sin ser creyente vale la pena visitarlo, por su peculiar movimiento y vida propia. El Museo Vaticano es un lugar donde apreciar arte del Renacimiento, así como de la antigua Grecia y del período Romano. Lo mejor es comprar un ticket online y estar en el lugar a la hora de apertura. Es enorme y los puntos principales a conocer pueden ser la Galleria degli Arazzi; la Capilla Sixtina (donde se impone el techo de Miguel Ángel y la capilla en sí misma.

El Panteón

En Piazza della Rotonda, el Panteón fue construido en el año 2 y convertido en iglesia en el 609. Su domo es reconocido como uno de los más grandes del mundo y sigue en pie sin ningún soporte. Se puede visitar este lugar que fue pensado para ser usado como reloj de sol.

La Casa de Augusto, el Palatino

Donde residía el emperador Augusto, situada en la colina del Palatino, es uno de los lugares de gran contenido histórico que hay que conocer en Roma. Cuenta la historia que en esta colina nacieron los célebres Rómulo y Remo, y que aquí fue fundada Roma.


El Coliseo

El gran anfiteatro de la época del Imperio Romano, fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980 por la Unesco y es además una de las nuevas siete maravillas del mundo. Se encuentra en perfecto estado ya que estuvo en mantenimiento recientemente.

La Fontana di Trevi

La fuente más grande y famosa del barroco en Roma. Se encuentra en perfecto estado ya que fue reinaugurada después de varios meses en obra, en noviembre del 2015. Una maravilla que nunca deja de sorprender.

El Foro Romano

Era el foro de la ciudad, la plaza central, como hoy en las ciudades donde alrededor de la plaza central se encuentran los edificios gubernamentales. En él se ve el uso de los espacios urbanos durante el Imperio Romano.

Campo dei Fiori

Una de las principales plazas de Roma, con su mercado durante el día y sus terrazas con bares donde todo el mundo se reúne de noche.

Ristorante dal Patriota

La particularidad de este restaurante es que existe desde que se escribió el primer libro de cocina del mundo, por el romanio Apicius. A un minuto de la Fontana di Trevi, Dal Patriota es un restaurante donde degustar la más típica cocina romana, como cacio e pepe, saltimbocca alla romana y tiramisú.