Establecen boleto diferencial para pago con STM

La IMM maneja la posibilidad de que el viaje cueste $28 para quienes usen la tarjeta y de aumentarlo para quienes paguen en efectivo

La Junta Departamental aprobó este jueves un decreto por el que permite a la Intendencia Municipal de Montevideo cobrar un boleto diferencial a quienes paguen los viajes utilizando la tarjeta STM. Además, habilita su incorporación para el pago de taxis.

El decreto establece que para el caso de los boletos comunes, "la Intendencia de Montevideo podrá establecer tarifas diferenciales según se pague en efectivo o con tarjeta pre-pago o post-pago" y que en el marco de la ley de inclusión financiera se alentará la utilización de estas tarjetas con un costo del boleto diferente según el medio de pago.

Si bien los precios aun no están definidos, la idea de la comuna es dar incentivos para generalizar su uso y eliminar la utilización del efectivo en el sistema de transporte. "Es posible que la tarjeta mantenga el valor del boleto tal cual está hoy ($28) y que haya que fijar otro precio para el boleto pagado en dinero", aseguró el director interino de Movilidad, Máximo Oleaurre el pasado 6 de setiembre en la Comisión de Legislación de la Junta Departamental.

Si bien ediles de la oposición apoyaron la propuesta que se aprobó con 29 votos, el nacionalista Javier Barrios dijo a El Observador que existe preocupación por que los $2 de aumento que se deberían haber hecho efectivos en setiembre, se trasladen a quienes paguen con efectivo.

Según había explicado en agosto el director interino de Transporte, Gonzalo Márquez, y fue publicó por El País, solo "el 5% de las transacciones que se están realizando actualmente en el STM están siendo realizadas con dinero electrónico". A través de estos cambios, la comuna pretende extender el uso a un 60% en el primer año de funcionamiento.

"Es posible que la tarjeta mantenga el valor del boleto tal cual está hoy ($28) y que haya que fijar otro precio para el boleto pagado en dinero", dijo Oleaurre

El decreto, había asegurado el pasado lunes Oleaurre, "se enmarca dentro de una reestructura, de una redefinición de varios aspectos del transporte público que tienen que ver con la tarifa, pero fundamentalmente con la eliminación de una buena parte del dinero que se usa sobre el ómnibus". Terminar con el uso de efectivo en el transporte es una de las promesas del intendente Daniel Martínez, en un plazo de dos años, con el objetivo de eliminar las demoras que produce en la circulación de los ómnibus y dar más seguridad.

Por otra parte, se pretende que las empresas incorporen en todas sus unidades la teconología necesaria para la venta de viajes con "tarjetas de débito y crédito así como cualquier otro medio de pago que se implemente o cree en el futuro".

La intendencia trabaja además en la habilitación de más puestos de recarga de la tarjeta para dar "un fácil acceso". La idea es pasar de 40 puestos a unos 3.000 a través de la incorporación de esa posibilidad en los locales de cobranza y apuestas: Abitab, Redpagos y la Banca de Quinielas. Por prestar este servicio, las empresas recibirán un pago según el monto promedio de transacciones. Si en el mes es mayor a $400, la comisión será del 0,85%. En tanto, si es inferior, lo que rige es un pago de $3,40 por transacción. "Quiere decir que se les asegura un mínimo de $ 3,40 por cada transacción realizada. Esto se calcula mensualmente y es un monto promedio", explicó Márquez en la Junta.

En principio, la IMM está pensando en que los usuarios puedan cargar montos mínimos de entre $150 y $200, aunque aún está a definir.

Los ingresos provenientes de los sistemas de prepago y de pospago se administrarán a través de un fideicomiso, desde donde se pagará a cada empresa dependiendo de cuándo y cómo el usuario gaste los viajes. "La diferencie generada por esta modalidad no formará parte de los ingresos corrientes de las Empresas permisarias y/o concesionarios y se declaran rentas departamentales, debiendo la intendencia disponer de ellas aplicándolas a la mejora de gestión del sistema de transporte colectivo de pasajeros de Montevideo", establece el decreto.

STM también en el taxi


La norma incorpora a los taxis al servicio del Sistema de Transporte Metropolitano y aclara que la IMM "podrá disponer mediante resolución fundada la extensión del uso de la tarjeta prepago y post-pago del STM al servicio de taxis".

A fines de marzo, el Ministerio de Economía anunció que en 30 días se terminaría el pago en efectivo en los taxímetros, como forma de prevenir delitos. Sin embargo, la implementación del pago con tarjeta en este transporte está demorada debido a que se está estudiando cómo adaptar los lectores de tarjeta con los que cuentan los taxis para que puedan leerse también las tarjetas STM, y la posibilidad de pago a través de aplicaciones celulares.


Populares de la sección