Estacioneros defienden decisión de no aceptar tarjetas durante el día

Liliam Kechichian dijo el viernes que lo considera "triste y doloroso"

Las gremiales empresariales de Maldonado y Rocha lamentaron los dichos de la ministra de Turismo, Liliam Kechichian, quien el pasado viernes dijo a Radio Sarandí que considera "triste, doloroso y genera preocupación" la negativa de algunas estaciones de servicio a no aceptar tarjetas de crédito.

"Tal vez la ministra no sentiría tanta tristeza si supiera que hace unos meses se modificó la renta de los estacioneros unilateralmente", dice el comunicado difundido hoy por las gremiales a la prensa. "El gobierno no obró como lo han hecho con los sindicatos, sentándose a conversar para negociar acuerdos", continúa.

La medida de no aceptar tarjetas empezó al 1° de enero, en plena zafra de verano, por lo cual la ministra señaló que "podrían haber esperado a otro momento".

En un comunicado emitido el pasado 20 de enero por la gremial de Vendedores de Combustible de Maldonado (Vecoma), los estacioneros explican que los cambios introducidos por ANCAP en el modelo de distribución los "obligó" a recortar gastos.

Entre las 22 y las 6 de la mañana todas las estaciones del país tienen prohibido aceptar dinero en efectivo, por lo cual la gremial eligió la franja de horario que va desde las 6 hasta las 22 para dejar de aceptar tarjetas de crédito y débito, una medida adoptada por 20 de las 25 estaciones de servicio que operan en el departamento.

En diciembre la gremial pautó un paro de 48 horas en todas las estaciones adheridas a la Unión de Vendedores de Nafta, dado que los empresarios aseguran que estos cambios erosionan la rentabilidad de su negocio.

"Quizá el dolor de la ministra no sería tan profundo, además, si comprendiera que la implementación de la inclusión financiera también reduce la rentabilidad, porque las comisiones de las tarjetas de crédito son en Uruguay 3 veces más altas que en el resto del mundo", dice el comunicado difundido este domingo.

Según el texto del 20 de enero, los estacioneros pagan a los emisores de las tarjetas $1,5 por litro de combustible, lo que, aseguran, supera el 25% de su ganancia "solo por una simple gestión electrónica".

Populares de la sección