Estudio reveló que el agro creció en la última década 3% anual

Sin embargo, ese ritmo se enlenteció en los tres últimos años

La productividad del  sector agropecuario de la última década (2003-2013) alcanzó un crecimiento de 3% anual. Sin embargo, el menor crecimiento de la producción de los últimos tres años (0,7%) muestra un enlentecimiento de en la evolución de esa productividad.

El menor crecimiento del sector en su conjunto está explicado por la baja performance del subsector pecuario en su conjunto, si bien la agricultura extensiva, que es el rubro de mayor expansión, también muestra una caída en el ritmo de incremento, según un trabajo de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa), titulado Cambio técnico y crecimiento de la productividad total del sector agropecuario, elaborado por José E. Bervejillo y Felipe Bertamini.

En primer lugar, y tomando medias móviles de tres años, la productividad de los cultivos tomando como base el crecimiento de los rendimientos muestra la siguiente evolución.

En general las tasas anuales de crecimiento de los rendimientos de los cereales de secano bajaron de una década a otra. El trigo entre 1983 a 1993 creció 3,30% anual; en la década posterior subió a 1,13%; y de 2003 a 2013 subió 1,52%. 

La soja creció en la década de 1980, luego tuvo 10 años de nulo crecimiento y en la última década retomó una tasa anual de más de 3%. El arroz mantuvo un crecimiento bajo, pero positivo de 2,19% para los últimos 10 años.

Como contracara, la productividad ganadera (carne y lana) ha registrado tasas de crecimiento modestas, negativas de 0,37 para 1983-1993; 1,43% para 1993-2003; y de 1,29% para 2003-2013.

El trabajo incorpora otro elemento considerado como “productividad del total de factores” (PTF), donde se miden los factores involucrados (tierra, trabajo, capital) que interviene en el producto agropecuario. Diferencias de suelos, de insumos o de tecnologías, por ejemplo. La tasa de crecimiento de los últimos 10 años fue de 3%. Sin embargo, en los últimos tres años se registra una caída de 0,7% en función de la caída del producto de 0,6% y del incremento de 0,1% de los factores de producción.

De esta manera se puede decir que, con la tecnología de 1980, el índice del producto total agropecuario habría sido en 2013 de un valor índice de 185,7, en lugar de 271,6 como realmente se registró. Esto demuestra que en 2013, el 54% del producto corresponde a la fracción de los factores de producción empleados con la tecnología de 1980, en tanto que el 46% restante corresponde a la mejora en la productividad.

Por otra parte, la tasa de crecimiento del producto bruto en agricultura en los últimos 30 años creció a un promedio anual de 7,5%. En contraste, la ganadería se ha mantenido estancada en ese período por una combinación de mayor producción bovina y menor producción ovina.


Fuente: Hugo Ocampo

Populares de la sección

Comentarios