Europa sacudió al Mercosur

Se espera que la decisión británica enfríe las negociaciones entre los bloques comerciales
La programación o tal vez una decisión deliberada de la diplomacia, quiso que el día que el Reino Unido votó por alejarse de la Unión Europea, una delegación de negociadores del viejo continente estaban en Montevideo reunidos con sus colegas del Mercosur intentando avanzar en la firma de un Tratado de Libre Comercio.

Los negociadores se fueron ayer con algunos avances pero nada sustancial. Las caras eran de preocupación, según supo El Observador.

Fuentes de la Unión Europea dijeron que el resultado del referéndum generó un momento de caos porque los diplomáticos no esperaban el retiro de los británicos. Ahora deberán trabajar con esa nueva realidad.

En teoría, las negociaciones comerciales entre Europa y el Mercosur que intercambiaron ofertas puede enlentecerse pero el proceso no se frenará.

En el Mercosur se sintió el sacudón.

El presidente Tabaré Vázquez cree que la decisión de los británicos "incidirá" en esas negociaciones. "Tenemos que hacer un seguimiento muy estrecho" de la situación", dijo ayer desde Tacuarembó.

Junto a él, el canciller Rodolfo Nin Novoa habló de una "honda preocupación" por el llamado Brexit. "Los europeos tienen muchos problemas y este es uno adicional", agregó Nin Novoa.

"La verdad es que nos puede complicar un poco" lo que decidió el Reino Unido, reconoció.

El ministro, igual recordó que en la negociación no hay productos excluidos, sobre todo los que más le interesan a Uruguay, e incluso entró en la discusión la carne ovina que antes no estaba.

"Es una negociación compleja, ellos son 28 países, nosotros somos cuatro, armonizar todas las posiciones, de todos los productos que cada uno de los países tiene, es una tarea compleja que nos va a demandar todo este año y todo el año que viene con seguridad" dijo el ministro.
Nicolás Albertoni, investigador de la Universidad de Georgetown, observó que ante el nuevo escenario "pocas dudas deberían quedar" de que Europa "va a enfriar mucho las negociaciones" entre ellas con el Mercosur.
Incluso alertó de otro problema que es el "efecto contagio" en otros países europeos que pueden seguir los pasos del Reino Unido y el mismo riesgo está en el Mercosur.

"Acaso es ilógico esperar que pueden surgir muchas voces en el bloque sudamericano que digan ´si los europeos pueden decidir ser o no parte de un bloque de integración, por qué no nosotros´".

El excanciller Didier Opertti no cree que la decisión británica –que le costó el puesto al primer ministro David Cameron– sea un elemento decisivo para la negociación con el Mercosur.

Hasta ahora uno de los problemas a superar es la resistencia del sector agrícola francés, aunque por los avances que hubo se puede ser "cautamente optimista", comentó Opertti a El Observador.

En lo político, igual que Albertoni, opinó que el resultado del referéndum "no es un buen ejemplo para otros países que también pueden pensar en alejarse de la unión".

"Se trata de un fraccionamiento de Europa que debilita su imagen exterior en tiempos de agresión de grupos extremistas contra occidente", opinó.

Inquietos

El Reino Unido es de los fuertes del bloque europeo desde que ingresó a mediados de los años 70 aunque mantenía su distancia del continente, por ejemplo al no aceptar la moneda común: el euro.
El embajador británico en Uruguay buscó traer tranquilidad al panorama de incertidumbre que se abrió. Ben Lyster-Binns comentó ayer que por ahora nada cambió y que el Reino Unido es una economía fuerte.

Mientras tanto, Europa lamentó la decisión de los británicos y lo expresó en un comunicado conjunto firmado por los presidentes de los organismos de conducción.

Expresaron que esperan que el Reino Unido haga efectiva la decisión de sus ciudadanos "lo antes posible" por "doloroso que este proceso pueda ser".

"Cualquier retraso prolongaría innecesariamente la incertidumbre", afirmaron Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, Martín Schulz, presidente del Parlamento Europeo, Mark Rutte presidente protempore del Consejo Europeo y Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea.

Los socios del Mercosur también miran de cerca lo que pasa en la contraparte.

La canciller argentina, Susana Malcorra que la semana próxima vendrá a Montevideo, consideró que "sería absurdo afirmar que el Brexit no va a tener ningún impacto en las negociaciones", pero está convencida que se avanzará y se llegará a buen puerto.

Y ayer, con con el río revuelto, el presidente de Brasil, Michel Temer propuso revisar al Mercosur que representa un obstáculo para lograr otros acuerdos comerciales.

Brasil quiere revisar el Mercosur

El día que el Reino Unido votó salirse de la Unión Europea, el presidente interino de Brasil, Michel Temer, propuso revisar el Mercosur por frenar la posibilidad de lograr otros acuerdos comerciales.

Aclaró que su propuesta no es eliminar al Mercosur.

Uruguay también ha critico el funcionamiento del bloque y exigió flexibilidad para firmar tratados comerciales con otros países.

Temer, en una entrevista con radio Estadao, se quejó de que Brasil "está preso" de compromisos del Mercosur.



Populares de la sección

Acerca del autor