Evalúan si adelantan la hora a partir de octubre

La decisión la tomará el Poder Ejecutivo en los próximos días

El Poder Ejecutivo aún no tiene una definición tomada sobre si se mantendrá la política del año pasado de dejar sin cambios el huso horario que adoptó en 2015, atendiendo al perjuicio que históricamente esgrimía el sector gastronómico vinculada a las zonas turísticas.

Desde 2006 y hasta 2015, estuvo vigente un decreto por el cual desde el segundo domingo de octubre de cada año la hora se adelantaba 60 minutos, hasta el segundo domingo de marzo, con el objetivo de "generar condiciones para el ahorro de energía".

En la decisión del gobierno, las dos carteras que tienen mayor incidencia en la adopción de esta medida son las de Turismo e Industria, Energía y Minería. Una fuente del Poder Ejecutivo explicó ayer a El Observador que ese tema aún no fue abordado, aunque habrá una definición en breve porque los plazos así lo indican. Recordaron que si bien el año pasado "se priorizó el turismo", también hay que poner en la balanza otros objetivos de la política energética que tienden a estimular un uso más eficiente de la energía eléctrica.

Las fuentes indicaron que está previsto que el gobierno haga en breve una evaluación del impacto que tuvo la postura de no modificar el horario, para luego tomar una definición sobre si se vuelve al esquema que estuvo vigente por una década hasta el año pasado cuando se discontinuó. En plena temporada turística de este año, el subsecretario de Turismo, Benjamín Liberoff dijo que tenía la impresión que a los restoranes les estaba "yendo mejor" con la disposición de no adelantar los relojes.

El argumento expresado en varias oportunidades por los comerciantes gastronómicos de las zonas turísticas se centraba en que con el adelantamiento de una hora en los relojes, se perdía un turno de trabajo en la cena porque los turistas permanecían más tiempo en la playa, y en términos de ahorro de energía el impacto de la medida era menor a la pérdida de recaudación impositiva.

Durante la vigencia del cambio horario, UTE llegó a obtener ahorros por generación de energía por unos US$ 10 millones anuales. Sin embargo, hoy desde el punto de vista de la generación el ente se encuentra en una posición relativamente holgada producto de la fuerte penetración de energías renovables (principalmente eólica), en la última década.

En la población en general las opiniones están divididas. Hay quienes prefieren contar con mayores horas de sol, mientras que otros rechazan el cambio.


Populares de la sección