Exintendente Zimmer absuelto por la Justicia: "Me comí un garrón"

El exjefe comunal de Colonia estuvo 70 días preso, acusado de un delito de abuso de funciones

Alivio. Eso fue lo que sintió el exintendente blanco de Colonia Walter Zimmer cuando hace unas horas sus abogados le comunicaron que quedó absuelto de los cargos en su contra, causa que lo llevó a estar 70 días en prisión en 2014. "Me comí un garrón", dijo a El Observador este dirigente wilsonista a quien se le imputó el delito de abuso de funciones, luego de haber estirado el plazo para empadronar autos en su departamento.

La presunta maniobra delictiva se debió a que cientos de personas pretendían empadronar sus vehículos en Colonia pero, al ser 31 de diciembre, muchos quedaron sin ser atendidos. Por eso el director de Hacienda de la época, José Aunchain, decidió en consulta con Zimmer dar número a esas personas para que vuelvan el 2 de enero. Los jerarcas fueron cuestionados porque en enero de 2008 comenzaría a regir un nuevo sistema de empadronamiento a nivel nacional.

El Tribunal de Apelaciones, según le dijeron sus abogados a Zimmer, determinó por unanimidad que se debería archivar el caso y absolver al imputado. "La verdadera ley de patentes se inició con el Sucive en 2012, y es allí donde se hace obligatorio empadronar en el departamento de origen", comentó Zimmer en alusión a la defensa que lograron imponer sus abogados. "Los motivos del tribunal fueron contundentes y es muy difícil que la fiscalía apele ese fallo", agregó el exintendente.

Consultado sobre su reacción, aseguró: "Lo primero que me surge decir es que se hizo justicia. Siento alivio porque yo era inocente, claramente. Me comí un garrón. Fue un daño que no solo me hicieron a mí, sino a mi familia, a mis hijos y mis nietos", dijo. Recordó que en la cárcel de Piedra de los Indios, en donde estuvo preso 70 días, policías y reclusos lo respetaron en todo momento.

Si bien fue visitado por dirigentes del Partido Nacional y colegas intendentes mientras estuvo recluido, dijo que está "resentido". "Yo no recibí apoyo de nadie. Me sentí más solo que el uno. Nunca me sentí tan solo por parte del Directorio como en ese momento. Uno está medio resentido", confesó.

Finalmente Zimmer dijo que descarta iniciar juicio alguno contra el Estado para reclamar un resarcimiento por los daños causados en la reclusión. "Ni se me ocurre. No quiero saber más nada de esto", concluyó.


Populares de la sección