Extensión del beneficio tributario a turistas deja gusto a poco a los operadores

Gremial quiere que se extienda a todo el año; gobierno lo mantendrá hasta octubre

La extensión hasta octubre de los beneficios tributarios para turistas no residentes dispuesta ayer por los ministerios de Economía y de Turismo dejó gusto a poco en la principal gremial del sector.

En diálogo con El Observador, el presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo (Camtur), Juan Martínez Escrich, consideró que la medida debería mantenerse todo el año, dada la importancia que tiene la actividad para la economía del país

"Nosotros lo pedimos todo el año. Estamos pulseando con Economía porque entendemos que es algo que vino para quedarse. Hoy nos está marcando el nivel de competitividad que tenemos con la región, más teniendo en cuenta que en Argentina lo han implementado para extranjeros y para turistas nacionales", señaló.

"Lo que hacemos es exportar servicios. Cualquier exportación no lleva impuestos, por lo tanto debería estar exonerada", dijo.

Durante el 2016 el sector dejó ingresos por casi US$ 2.000 millones y la renuncia fiscal que implicó la devolución de IVA fue de unos US$ 23 millones.

"Si el país no puede destinar el 1%, 1,3% de lo que genera el sector para promocionarlo, seguir creciendo y generar más divisas creo que estamos en un problema", apuntó el empresario.

El beneficio de la reducción total del IVA para servicios gastronómicos es hasta fin de octubre. La quita se otorgará cuando los servicios sean prestados por bares, cantinas, restaurantes y confiterías, entre otros establecimientos.

Además, la reducción del impuesto también incluye a servicios de catering y arrendamientos de vehículos sin chofer. El beneficio es para turistas no residentes que abonen las transacciones con tarjetas de crédito o débito emitidas en el exterior.

También se extendió hasta la misma fecha la devolución de 10,5% del importe bruto del precio de arrendamientos temporarios de inmuebles con fines turísticos a personas físicas no residentes. Allí, el incentivo también será cuando la transacción se pague con tarjetas emitidas en el exterior. Además, debe actuar como intermediario un administrador de propiedades residente que realice la cobranza de los arrendamientos.

La medida está vigente desde 2012 y se implementó para hacer más competitivos los destinos uruguayos principlamente en la vecina orilla. Por ese entonces el gobierno de Cristina Fernández había colocado restricciones para la compra de dólares e impuestos para las compras con tarjetas de crédito, lo que dificultaba la salida de argentinos al exterior.


Populares de la sección