FA y radicales frenan investigadora sobre negocios con Venezuela

El oficialismo y la izquierda radical impidieron ayer la creación de una comisión

El Frente Amplio tuvo que enfrentar ayer otra disidencia de uno de sus legisladores, esta vez cuando se discutió la creación de una comisión investigadora para indagar negocios de privados con Venezuela, con el apoyo del Estado uruguayo. El diputado Gonzalo Mujica, que fue electo por el Espacio 609 pero que desde hace un tiempo es independiente dentro del oficialismo, se paró firme contra la opinión mayoritaria de la bancada y anunció su posición favorable al ámbito solicitado por la oposición.

A los gritos, Mujica defendió su postura en sala. "Quiero verdad y justicia también en esto", dijo, y recordó sus tiempos de lucha contra la dictadura (1973-1985). "Voy a votar la investigadora aunque no salga, porque quiero verdad y justicia. Hace mucho que dejé de ser revolucionario pero pongo lo mismo que ponía entonces. Yo no amago ni tampoco arrugo", dijo, y cerró con una frase del caudillo blanco Aparicio Saravia: "La patria es dignidad arriba y regocijo abajo".

Minutos antes, dijo que las presunciones expuestas por la oposición eran suficientes para habilitar una investigadora, y que al solicitarla no hacía falta presentar pruebas. "Es por lo que se presume, no por lo que se muestra", aclaró.

Luego dijo que si se confirman las acusaciones, jerarcas del gobierno anterior (2010-2015) podrían haber cometido delitos como concusión del interés público con el privado y abuso de funciones, en las presuntas ayudas a privados del sector político del expresidente José Mujica, el Movimiento de Participación Popular.

Mujica desafió a sus compañeros de bancada a "bancar su archivo" y dijo que cuando estuvo preso no "entregó" a nadie. "No se cuántos quedan en la bancada que hayamos peleado en la dictadura", insistió. Para el legislador, las acusaciones son demasiado serias como para no investigarlas. A su juicio, con el voto en contra a la investigadora "se quiere consagran nueva forma de impunidad para generales, cuando sus tenientes están enlodados en la opinión pública".

Luego habló del Fondo de Desarrollo (Fondes), el organismo estatal que otorga prestamos a empresas recuperadas y gestionadas por trabajadores. Dijo que le gustaría impulsar o acompañar una investigadora sobre el tema, y que a su modo de ver alguno en ese tema metió "la pata o la mano en la lata".

Horas antes, también en el Parlamento, la bancada del Frente Amplio (sin Mujica) intentó mostrar unidad para defender la postura contraria a la investigadora (ver página 2).

El diputado José Querejeta (711) dijo que la denuncia del diputado blanco Jaime Trobo era "pobre", y que los argumentos de su colega Rodrigo Goñi eran "inconsistentes". "El Parlamento uruguayo no es el bar de la esquina. No tiene pie ni cabeza esta denuncia", se quejó.

El diputado Óscar Groba dijo por su parte que la solicitud "no es oportuna" y por lo tanto "no procede que haya una comisión".

Trobo, en tanto, dijo que si el FA no tenía nada para ocultar de los negocios con Venezuela debería habilitar la investigadora. A su modo de ver, en algunos casos hubo un "traje a medida" para empresas "amigas" del oficialismo para que concreten negocios con el país caribeño, y por eso insistió con que las denuncias tenían consistencia.

Goñi, a su turno, aseguro que hay jerarcas del gobierno uruguayo bajo sospecha. "Está en juego la dignidad de jerarcas del gobierno, se encuentran bajo sospecha", dijo. El legislador también dijo que los negocios del gobierno y de empresas privadas con el país caribeño son un caldo de cultivo para el lavado de activos y la corrupción.

Finalmente el diputado de Unidad Popular, Eduardo Rubio -a la postre fundamental para que el oficialismo tuviera mayoría para impedir la investigador-, dijo que la denuncia de los blancos se suma a una "campaña internacional" que intenta "voltear" a un gobierno legítimo como el de Venezuela.


Populares de la sección