Factores de riesgo de los trastornos de alimentación

Factores familiares, biológicos, personales y sociales son los que hay que tener en cuenta

Cuando se habla de trastornos de la conducta alimentaria (TCA), no solo se habla de bulimia y anorexia, sino también de obesidad, comedores compulsivos y todas aquellas conductas que no forman parte de una alimentación normal y sana.

Pero cuando se habla de TCA existen una serie de factores de riesgo en cuatro puntos importantes:

Factores de riesgo personales:

· Introversión: son personas cerradas, que les cuesta hablar de sus emociones y abrirse a los demás.

· Necesidad de aprobación por parte de los demás y dependencia afectiva.

· Baja autoestima y, por lo tanto, sentimiento de inferioridad.

· Impulsividad y ansiedad.

· Necesidad de control: todo tiene que estar controlado casi de forma obsesiva.

· Perfeccionismo.

· Alexitimia: dificultad para expresar o incluso reconocer los propios sentimientos.

Factores sociales:

· La publicidad en sí misma, que vende la imagen de ser perfecta, joven, hermosa y delgada eternamente, garantizando el éxito en todos los aspectos de la vida.

· La sociedad en sí misma que aprueba y fomenta un físico perfecto.

· El concepto de super-woman, capaz de poder con todo, además de con una imagen excepcional.

· La trampa de las dietas milagro o dietas rápidas

· Críticas por parte de los demás cuando no se encaja dentro de los cánones de belleza.

Factores biológicos:

· Ser mujer. Solo uno de cada 10 casos de personas con trastornos de alimentación son hombres.

· Ser adolescente.

· Constitución robusta, desarrollo de la pubertad temprano.

Factores familiares:

· Padres perfeccionistas y exigentes.

· Situaciones familiares inestables.

· Obesidad por parte de algún miembro de la familia.

· Preocupación excesiva por parte de la familia por el cuerpo, la estética y la delgadez.

· Padres controladores, sobreprotectores o ansiosos que crean inseguridad en los hijos.

La presencia de estos factores no necesariamente implica el desarrollo de un TCA, pero generalmente cuando se presenta un trastorno de este tipo suelen verse varios de ellos. Detectarlos es importante para trabajar en su prevención o, de lo contrario, contribuir al tratamiento cuando el problema ya está instalado.


Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy