Fallo da "luz verde" al resto de los países a aplicar políticas antitabaco

Para expertos y organizaciones internacionales, marca un precedente a nivel internacional; Uruguay se dispone a decretar que todas las marcas de cigarrillos tengan el mismo empaquetado
La guerra que la tabacalera Phillip Morris le declaró al Estado uruguayo por las políticas antitabaco aplicadas desde el primer gobierno de Tabaré Vázquez era seguida de cerca por los 180 países que se comprometieron ante la Organización Mundial de la Salud (OMS) a combatir el tabaquismo. Y el fallo que el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) dio a conocer ayer, fue un alivio y una muestra de que, de aquí en más, los Estados tendrán garantías para aplicar las políticas antitabaco que deseen.

Así lo explicó a El Observador Eduardo Bianco, director para Latinoamérica de la Alianza del Convenio Marco para el Control del Tabaco y presidente del Centro de Investigación para la Epidemia del Tabaquismo. Bianco agregó que la medida "da luz verde" a todos los Estados que se proponen bajar las cifras de fumadores y "les cambia la cancha". "La batalla era acá pero se jugaba en otro lado. El arbitraje no solo nos limitó a nosotros que durante tres años no hicimos nada (en políticas antitabaco), y que recién en 2014 pusimos nuevas medidas. Inhabilitó a otros países", dijo.
En Uruguay fuma 22,2% de la población, según las últimas cifras del Fondo Nacional de Recursos. En 2005 el porcentaje era de 35%.

En la misma línea, Paul Richler, abogado de Uruguay contra Phillip Morris, dijo en diálogo con AFP que "sirve como un fuerte precedente para otros estados que están empeñados en esfuerzos para combatir la plaga del consumo de tabaco".

Lo mismo opinó la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Clarissa Etienne, en una carta que le envió a Vázquez una vez conocido el fallo. "Esta decisión es no sólo un reconocimiento a los esfuerzos continuos de Uruguay, sino que también sienta un precedente y un llamado a todos los países a implementar estas medidas sin miedo a violar ningún tratado, pese a los reclamos de la industria tabacalera", indicó, según un comunicado de la organización.

$ 107 es el costo aproximado de una cajilla de cigarros. El precio aumentó 7% en enero por impuestos.

Etienne le escribió a Vázquez que el resultado dado a conocer ayer, "refuerza el derecho soberano de los Estados de proteger la vida y la salud de sus poblaciones, sobre los intereses comerciales".
A nivel nacional, las medidas aplicadas desde 2006, año en el que se prohibió fumar en cualquier lugar cerrado y cuando las alertas sanitarias comenzaron a ganar espacio en las cajillas de cigarros, tuvieron un freno entre 2011 y 2014. En esos años, no hubo aumento de impuestos específicos para los cigarros, como sí sucedió en años anteriores, ni nuevas políticas que limitaran a los fumadores. Desde enero de 2015, a raíz de un decreto firmado por el entonces presidente de la República, José Mujica, quedó prohibido que los comercios exhibieran cualquier tipo de producto derivado del tabaco. Además, en febrero de ese año aumentaron los impuestos por primera vez en ese gobierno.

El juicio comenzó en 2010 y fue la primera vez que una empresa como Phillip Morris demandó a un Estado por sus medidas para frenar la epidemia del tabaco. En junio de 2011, la tabacalera le comunicó a Australia que también lo demandaría, pero no prosperó porque el tribunal arbitral consideró que no había razones para un juicio. Ante ese panorama, los ojos volvieron a estar sobre el caso uruguayo y las expectativas puestas en que hubiera un resultado favorable al país, que utilizó como principal argumento que se estaba defendiendo el derecho a la salud y, por ende, a la vida.

Las políticas antitabaco aplicadas desde 2005 tuvieron como resultado que se pasara de 22,8% de fumadores adolescentes a 8,2% en 2014.

Vázquez lo dejó claro ayer en la cadena nacional en la que anunció el resultado: "(Invitamos) a las naciones a que se sumen al combate de este flagelo, sin temor a las represalias de las poderosas tabacaleras, tal como lo ha hecho Uruguay".

Se vienen las cajillas planas

Para el gobierno, que las cajas de cigarrillos pasen a tener el mismo color y tipografía sin importar la marca, es un hecho. En marzo se comenzó a realizar un estudio para determinar de qué color serán, pero se esperaba por el fallo para poder ponerle una fecha a su implementación.

Bianco aseguró que la resolución anunciada ayer generó todas las condiciones para que ese tipo de empaquetado se aplique en el menor tiempo posible. Durante la cadena, Vázquez sostuvo que el gobierno ratifica "firmemente el compromiso de seguir la más frontal y directa lucha contra el consumo de tabaco". Cualquier duda o temor, desapareció en el momento en el que el Poder Ejecutivo tuvo en sus manos la sentencia.

Populares de la sección