Faltaron compradores de lotes en el remate de El Paraíso y El Baqueano

En pista se vendieron 68 toros Hereford y Polled Hereford a US$ 3.076

Lucas Farías
Enviado a Durazno

Como viene ocurriendo en la mayor parte de los remates de esta zafra, el mercado se presentó selectivo este viernes en la 57ª venta anual de El Paraíso y El Baqueano, en el local de la Sociedad Rural de Durazno.

En la oportunidad se comercializaron 68 reproductores de 115 que pasaron por pista, 59% de la oferta, que cotizaron a un precio promedio de US$ 3.076,47. Enseguida que concluyó la subasta los integrantes de los escritorios Andrade Rodríguez Ltda, Carlos Calvo y Andrés Puig lograron comercializar 10 toros más y el promedio pasó a ser de US$ 3.026.

El Paraíso y El Baqueano 2016 - Juan Bordaberry

El remate se realizó con mucha agilidad, con la conducción del rematador Luis Aparicio Andrade, quien aceptó las preferencias de los compradores, sin insistir ante la falta de ofertas por algunos reproductores e incluso por algunos lotes, algo que ocurrió con mayor frecuencia en el caso de los toros MH.

La preferencia fue clara por los toros más destacados de la oferta de pedigrí, sobre todo los de 2 años, y no hubo mayor distingo entre mochos y astados.

El Paraíso y El Baqueano 2016 - Luis Ignacio Bordaberry

Finalmente se comercializaron en pista 42 toros PI de 2 años a un máximo de US$ 5.100 que LA Sucesión Ruben Izquierdo invirtió por un reproductor de El Paraíso, el mínimo fue US$ 2.500 y el promedio US$ 3.243. Considerando los promedios por cabaña, El Baqueano vendió 24 a US$ 3.260 y El Paraíso 19 a US$ 3.219.

Los toros de pedigrí de 3 años fueron 19, y cotizaron a US$ 2.921 de promedio, con máximos de US$ 3.400 y mínimos de US$ 2.500. El Baqueano vendió 13 a US$ 2.785; y El Paraíso seis a US$ 3.217.

La demanda por los MH fue extremadamente cauta. Se vendieron apenas siete de 32, seis de El Baqueano y uno de El Paraíso, todos ellos a US$ 2.500.

El Paraíso y El Baqueano 2016 - Luis Aparicio Andrade

Cada cabaña produce en el entorno de 120 toros por año y apenas la mitad va a remate, los demás se venden de forma particular en el establecimiento, y los titulares de ambas empresas creen que los animales que no se vendieron este viernes tendrán colocación en las próximas semanas a través de negocios particulares.

El remate inició con la comercialización de 25 vaquillonas de primera cría, tatuadas SH, con terneros y terneras hijos de Baqueano Donald 9859-7 (RP 10518), oferta consignada por El Mangrullo, de Sergio Castera, que se vendieron de un solo martillazo a US$ 400.

Y luego se ofrecieron cuatro lotes que sumaban 33 vaquillonas HS y MH, preñadas de Baqueano Advance 7101-1 (RP 10694), de estancia Las Nutrias –de Antonio Musacco–, que cotizaron a un máximo de US$ 680, US$ 550 de mínimo y US$ 608 de promedio.

Populares de la sección

Acerca del autor