Federación Rural insistió en reclamar mayor competitividad

El presidente de la gremial ruralista centró su discurso en el presión impositiva a la tierra

Por H.Ocampo y P. Silva (Enviados a Florida)

La Federación Rural (FR) insistió en su 99° Congreso realizado el pasado sábado en el predio de la Asociación Rural de Florida acerca de la pérdida de competitividad como factor clave en el déficit económico ocasionado al productor.

En esa línea es que en la etapa preparatoria del congreso, que tuvo lugar un día antes, los delegados de todo el país que manifestaron su preocupación y malestar por la situación que deben enfrentar coincidieron en que el sector no resiste más impuestos, haciendo referencia a que para el agro el ajuste fiscal se viene procesando desde hace varios meses a través del ajuste de varios impuestos a la actividad agropecuaria.

La concurrencia fue menor a otros congresos y también fue un encuentro sin mayor confrontación, pero con dirigentes de todo el país comprometidos con la defensa de los productores de sus respectivas zonas, destacaron fuentes de la gremial.

El discurso del presidente Fernando Dighiero, quien terminó su mandato al frente de la institución, centró su discurso en el peso de los impuestos en la economía del productor, especialmente los denominados "impuestos ciegos", que gravan la tierra, así como también en el endeudamiento con la banca oficial y privada en que ha incurrido el sector agropecuario, y en particular la lechería y la agricultura.

El dirigente consideró que tiene que haber soluciones de largo plazo en esta materia para que el productor pueda pagar y afirmó que en los últimos años, si el país tuvo un sistema financiero fuerte, en gran parte fue porque al productor le fue bien y pudo pagar.

Dighiero abogó también por más acuerdos comerciales en procura de derribar barreras comerciales, como aranceles y cuotas, con la esperanza de hacer mejores negocios para el país. Recordó que Uruguay produce y exporta alimentos y que para entrar a importantes mercados "los uruguayos pagamos US$ 250 millones al año en aranceles solo en la exportación de carnes". Por lo tanto, reclamó que el eslogan de Uruguay productivo no sea sólo para las campañas electorales.

El economista Ignacio Munyo confirmó muchas de las cosas que todos los productores ven cuando "nos enfrentamos a la realidad", con una situación macroeconómica que tiene claros y oscuros, que aparentemente podría mejorar para el año que viene, pero con muchos interrogantes, sobre todo "en la cancha nuestra de las cosas que hay hacer, como la reforma del Estado y la educación" destacó a El Observador Agropecuario el presidente de Central Lanera Uruguaya (CLU), Álvaro Fossati.

Empresarios del futuro

Explicó que eso tiene que ver con la formación de los jóvenes que van a ser los empresarios del futuro, en una situación que es muy difícil de revertir, considerando que estamos en el peor lugar de América Latina y no se ve una decisión fuerte para revertir esa situación.

Sostuvo que para las empresas que agregan valor y que están afectadas por el atraso cambiario de hace varios años, es mucho tiempo tener que esperar hasta 2018 para que haya un equilibrio cambiario para recuperar competitividad, según las proyecciones de Munyo en una ponencia en el congreso. Pero además son proyecciones basadas "en que en el camino no va a pasar nada", sostuvo Fossati.


Paró el viento de frente

Precisamente, Munyo dijo a El Observador Agropecuario que en su opinión el "viento de frente se frenó" y que hay un "viento potencial que nos puede ayudar, lo que es fundamental al momento de tomar medidas internas para mejorar efectos externos".

Prevén que economía de Brasil deje de caer en 2015

Agregó que los analistas en Brasil prevén que la economía de ese país deje de caer el año que viene y eso le dará un impulso importante a la economía de la región, lo cual a Uruguay le va a ayudar. Igualmente dijo que si bien se ha recuperado algo la paridad internacional no visualiza cambios sustanciales en materia cambiaria y se demora la paridad con Brasil. l

Apuesta del ministro Aguerre al diálogo


El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, hizo una apuesta al diálogo en un breve discurso pronunciado al cierre del 99° Congreso de la Federación Rural (FR) en Florida. Para acentuar esa actitud, el secretario de Estado recordó que "discurso fuerte y de confrontación" había hecho en su primera participación como ministro en un congreso de la FR, en mayo de 2010. Y la justificó como una sacudón en su apuesta a uno de los cinco ejes temáticos de su gestión: la construcción de una institucionalidad agropecuaria ampliada.

El sábado pasado, en el local de la Asociación Rural de Florida, gremio que está celebrando un siglo de vida, Aguerre expresó "toda la voluntad y disposición para seguir trabajando juntos" y reseñó algunos temas que la FR le había planteado y se habían cumplido en los últimos seis años, como la trazabilidad del rodeo vacuno, la apertura de mercados y la exportación de ganado en pie. Además, el ministro agregó la lucha contra el abigeato, donde la FR insistió para avanzar hacia una mayor severidad en las penas, algo que ya cuenta con media sanción legislativa.

Al teléfono

Ministro al teléfono las 24 horas

El ministro Tabaré Aguerre le manifestó a la FR su voluntad de apostar al diálogo y dijo luego a El Observador Agropecuario que espera tener también esa actitud del nuevo presidente de la gremial, Jorge Riani. Que sea solamente levantar el teléfono y hablar. "Acá todo el mundo sabe que el teléfono del ministro está abierto las 24 horas. La señora del ministro rezongo, pero el teléfono del ministro está abierto las 24 horas", afirmó. Pero "uno es preso de sus palabras y dueño de su silencio. Yo aguanté quieto, pero la primera declaración que hizo el presidente de la FR cuando lo nominaron fue que al ministro de Ganadería le faltaba peso y yo sé que estoy gordito, por lo tanto ahí tenemos una diferencia de criterios".




Populares de la sección